Razones para tener un vestido blanco en tu guardarropa

¿Quién tiene un vestido blanco en su clóset? Tengas o no colgado un vestido de este color en tu guardarropa, es importante que sepas por qué tienes que tenerlo y cómo combinarlo. Los vestidos blancos son muy lindos y elegantes. Los hay de cortes variables, al igual que los diseños. Son tan versátiles que por nada pueden
faltar entre tus tantas prendas. Estas son otras razones.

No necesita de mucho para sobresalir

El blanco vaya acompañado de más colores o esté solo siempre resalta en todos lados. Su brillantez natural realza cualquier silueta femenina, aporta luz y hace lucir elegantes a aquellos que lo visten. Es un color que pocas se atreven a usar porque temen a arruinarlo. Es un color que impone tanto de día como de noche.

Fáciles de combinar

Los vestidos blancos no requieren de mucho tiempo para crear looks fascinantes.
El blanco se presta para añadir varios colores más a tu look o solo un par para resaltar. Puedes anexar accesorios de colores intensos, como el rojo, amarillo, azul eléctrico hasta rosa. Cualquier tono resaltará cuando el blanco es la base. Inclusive, puedes ir completamente de blanco y tus zapatillas de un color llamativo. El vestido puede llevar acentos de color, así que no debes vestir totalmente de blanco para verte distinguida.

El blanco es elegante

Por algo las novias visten de blanco el día de su boda, ¿no crees? Claro, además el color se asocia a la pureza y paz. Bueno, pues un vestido blanco siempre te hará lucir pulcra y sofisticada. No obstante, el corte y diseño del vestido son factores a tener en cuenta, así como el calzado y joyería. El blanco va en vestidos tanto formales como casuales, puedes usarlo de día o de noche y en cualquier temporada del año. El blanco es un color que va bien en todo momento y favorece a todo tipo de pieles.

¿Cómo combinas tus vestidos blancos? Cuéntanos.

Este video te puede gustar