No es que seas difícil, sólo le tienes miedo al compromiso

A todas nos ha pasado que hemos tenido muchos pretendientes e incluso relaciones que al final no funcionan. Si es tu caso, y no entiendes por qué al principio todo iba a tan bien y de un momento a otro perdiste el interés. Esto te ocurre tan seguido que has llegado a pensar que eres una chica difícil, fría o incluso masculina, pero no. Simplemente tienes miedo al compromiso y cada vez que se presenta, quieres huir…

Un día lo amas y al otro te da flojera

Cuando tienes miedo al compromiso sueles vivir las cosas con mucha intensidad. Por ejemplo, al inicio de la relación estabas tan enamorada que jurabas “es el amor de mi vida”. No obstante, con el paso de los meses dejas de verle lo increíble a tu pareja. No se trata del proceso que involucra amar a una persona, ya que ni siquiera lo valoras, simplemente ya te aburrió.

Sientes que todo iba mejor cuando no eran novios

Cuando llevan un par de meses todo es alegría y felicidad; sin embargo, cuando llegan al octavo ya quieres parar. Te gustaría que se fuera a sus fiestas y no te invitara. También quisieras que no se autoinvitara a las tuyas. Se escucha feo, pero deseas un poco más de espacio para respirar. La verdad es que tampoco te entiendes, pues sientes que todo era mejor antes de que fueran novios. Tal vez salían más y tenían más cosas de qué hablar o tal vez no existía un compromiso que realmente no querías.

Siempre tienes en la mira una nueva conquista

No puedes negar que cuando lo conociste quedaste flechada desde el primer momento. Además, te sentiste la más feliz cuando se hicieron novios. No obstante, te gusta tontear con algunos chicos,  incluso coqueteas con algunos sin que eso te cause algún conflicto. Sin embargo, lo hay porque estás en una relación y se supone que estás conforme y feliz con la persona que has elegido. ¿O no? Si la respuesta es no, le tienes miedo al compromiso

No es que seas fría, sólo le tienes miedo al compromiso

Mujer, no es es que seas fría, masculina o que no creas en el amor, simplemente no te interesa el compromiso. No está mal, pues hay chicas que no nos sentimos cómodas en una relación estable. Sin embargo, eso debes decírselo a la persona con la que estés saliendo. De esa forma no tendrá falsas expectativas en cuanto a ti o lo que tiene contigo.

 

Este video te puede gustar