Qué pasa con la moda curvy en México

Hoy en día, en pleno 2018, existen muchos mitos y situaciones molestas para las chicas curvy en México, sobre todo si hablamos de la moda. Si bien es cierto que se ha avanzado un poco en la eliminación de los estereotipos del cuerpo perfecto, todavía queda mucho por hacer. Existen algunos problemas en el país en cuanto a la forma de referirse a nosotras, las chicas con curvas, y respecto a la manera en que nos miran. Así que aquí vamos aclarar algunas cosas que quizá te sirvan para sentirte más hermosa todavía.

Eres perfecta tal como eres

México está lleno de mujeres preciosas y maravillosas en todo el territorio. En cada estado del país hay chicas con características que las distinguen de otras. Sin embargo, hay un rasgo en particular que muchas mexicanas compartimos con otras latinas: las curvas. Algunos “expertos” en moda son especialistas en la imagen de una realidad a la que la mayoría de nosotras no pertenecemos. Esa realidad está llena de estándares, etiquetas y superficialidad. Por eso, cuando nos dan asesoría de imagen, lo más usual es que nos digan que hay que esconder nuestras imperfecciones. Girl, tengo que decirte algo: ¡tú ya eres perfecta como eres! No hay nada en ti que tengas que ocultar, solo ámate, abrázate y usa lo que se te venga en gana.

No necesitas trucos

Otros consejos que recibimos las chicas curvy incluyen trucos. Así como lo lees, ¿trucos de magia para desaparecer o cambiar algo? Hay que tener claro que ninguna chica necesita truquitos. Lo que nosotras necesitamos es sentirnos bien con nosotras mismas y usar lo que más nos gusta y con lo que nosotras (no los demás) nos sintamos cómodas y hermosas.

Hay muchas carencias

Como mencionaba al principio, a pesar de que poco a poco la industria de la moda avanza y nos acompaña con prendas de nuestra talla, todavía no es suficiente. Aún estamos muy lejos de encontrar fácilmente la ropa que nos gusta. Varias de nosotras no siempre nos vestimos como queremos  por dos razones: porque es complicado despojarnos de las reglas que nos han impuesto o porque simplemente ¡no hay ropa! Las marcas todavía tienen mucho trabajo por hacer para nosotras, y nosotras, mucho que amarnos y aceptarnos.

Este video te puede gustar