Prendas que nunca deberías lucir en la oficina

Hay prendas que sin duda alguna nos hacen lucir muy bien. Estas resaltan nuestras curvas y estilizan nuestra figura. Sin embargo, hay ciertos lugares en los que es mejor no lucirlas. Uno de ellos es la oficina, recordemos que algunas empresas tienen un código de vestimenta muy restringido el cual debe respetarse. Estas son las prendas que no deberías usar en la oficina.

No uses prendas con escote profundo

Los escotes son muy lindos y si se sabe usarlos, hasta elegantes. Sin embargo, es mejor que los evitemos tanto en la oficina como en la escuela sin importar si se trata de un escote lateral, delantero o trasero. No obstante, existen otros escotes discretos que sí son favorecedores, sólo recuerda que son muy tenues y nada pronunciados.

Prendas con transparencias

Las prendas con transparencias, si son confeccionadas correctamente, son muy elegantes. Sin embargo, son piezas que utilizas en una fiesta de noche, no para ir a trabajar. Recuerda que hay algunas muy sugerentes y te aseguro que esa no es la imagen que quieres dar. Sin embargo existen algunas blusas transparentes que traen incluido un top del mismo tono. Esas sí puedes utilizarlas.

Los vestidos entallados no siempre son una buena idea

Los vestidos entallados tampoco son adecuados para ir a trabajar. Sobre todo aquellos que además son cortos y tienen escotes profundos. Si aún así quieres usarlos, yo te recomiendo conseguir alguno largo y sin escote. Combínalo con alguna chaqueta de mezclilla o un cárdigan.

Tacones con plataforma

Los tacones sí pueden usarse en la oficina. De hecho son una de la primeras prendas que piensas cuando haces un look para el trabajo. Sin embargo, lo mejor siempre es utilizar unos stilettos de tacón bajo. De esa forma estarás cómoda y arreglada. Por tanto debes olvidarte de los pumps o tacones de más de 15 cm.

Este video te puede gustar