Los mejores abrigos para cada ocasión

Los abrigos son prendas indispensables tanto para cubrirnos como para complementar nuestro outfit. Existen diferentes cortes, telas y texturas para cada ocasión ya sea formal o casual. Por ello es recomendable que tengas al menos un par. Sin embargo, si no tienes idea de cómo escogerlos, aquí te dejo algunas claves.

Con aplicaciones para un evento semiformal

No tienes que llevar el típico abrigo de color negro o beige, también puedes probar con otros estilos. Una gran opción son los abrigos bordados o con aplicaciones. Estas piezas tienen estilo en sí mismas y son el complemento perfecto para las prendas básicas. Por eso debes cuidar el atuendo con el que lo combinas para no verte sobrecargada. Por su elegancia son ideales para los eventos semiformales.

 Largos para los días fríos

Los abrigos largos son perfectos para los días fríos y nublados. Además, le dan un toque elegante a cualquier outfit sin importar lo simple que sea. Solo necesitas combinar un par de jeans y una blusa de algodón básica para crear un look urbano. Puedes utilizar este outfit tanto en la escuela como en el trabajo. Si te parece muy simple agrega un par de accesorios como un gorro o un sombrero.

 Cortos para todos los días

¿Te ha pasado que en ocasiones sales de tu casa y el clima es cálido, pero por la tarde comienza a llover? Y para hacer el escenario más terrible, saliste sin suéter. Este parece un dilema de todos los días, pero solo necesitas una prenda  para solucionarlo: un abrigo corto. Este te servirá por si la temperatura baja de un momento a otro. Además, debido a lo corto que es no te estorbará. Otro tip es que consigas uno de gabardina pues esta tela es ligera, pero calientita.

 Abrigos vestido

Si lo que amas es usar vestido sin importar el clima, necesitas un abrigo largo. De esa forma estarás cubierta, pero te seguirás viendo linda. Hay diferentes cortes y estilos, pero es recomendable que uses alguno abierto.

Este video te puede gustar