No tires a la basura tus prendas favoritas y haz que recuperen su color con estos consejos

Las ropas viejitas son las mejores: cómodas, suaves e incluso están llenas de historias y, por lo tanto, recuerdos. Quizá por eso se han convertido en nuestras favoritas y no nos resignamos a deshacernos de ellas. Pero, ¿qué crees? No es necesario que les digas adiós, simplemente haz que recuperen su color siguiendo nuestros consejos.

Prendas coloridas

Si estamos frente a prendas de varios colores, lo mejor es que la introduzcas en el agua en las que has hervido varios huevos, al menos unos 10. Sí, como lo lees. Déjalas remojar entre dos y tres horas. Verás cómo tu ropa recupera sus colores. Luego, enjuágalas con abundante agua fría. Otra opción es que remojes tus prendas favoritas en agua hervida con hojas de laurel. Déjalas sumergidas unas dos horas. Luego enjuágalas con agua fría. Listo: ¡tu ropa lucirá como nueva!

Y si no son aptas para el agua caliente…

El agua con jabón ayuda a que la ropa recupere su color. Lo mejor es que no necesitas que el agua esté caliente. Únicamente debes remojar tu ropa alrededor de una hora. Luego cuélgala en ganchos hasta que se seque. En el remoto caso de que no tengas éxito, sumerge las prenda en leche entre tres y cinco horas. De hecho, tendrás mejores resultados si dejas tus prendas remojadas toda la noche. Así mismo, puedes cambiar la leche hasta comprobar que las manchas hayan desaparecido. Luego sólo tendrás que lavar tu ropa y listo.

¡Usa papel periódico!

Si tus prendas se destiñeron hace poco, lo mejor es que las sumerjas en agua caliente con azúcar y papel periódico (esto tampoco es brujería). Déjalas reposar unos 30 minutos y luego enjuaga la ropa. Finalmente, échale un chorro de vinagre blanco y vuelve a enjuagar.

Este video te puede gustar