No pierdas el glamour… ¡ni en pijama!

Ni en pijama podemos perder el glamour, pues hasta para ir a dormir debemos lucir un cutis limpio, un cabello suave y sedoso y vestir ropa cómoda e impecable. Sola o acompañada, puedes demostrar qué tan “fashionista” eres y, sobre todo, el increíble estilo que tienes para ir a la cama. Arrópate con las mejores propuestas y luce preciosa de pies a cabeza. ¡Es hora de apagar la luz!

Una noche fría

¡Que el frío no te sorprenda! Prepárate para el próximo otoño. Las pijamas afelpadas de dos piezas son perfectas para no pasar frío durante la noche. También son adecuadas las de telas suaves y gruesas. Considera los mamelucos, piezas completas que se han convertido en las pijamas más divertidas y favoritas de niños y adultos. Complementa la pijama con una bata de la misma tela y con unas pantuflas de bota.

¿Noche pasional?

Es cierto, no necesitas pasar la noche con un hombre para vestir una pijama sensual de encaje o seda. Si te quieres sentir atractiva aunque duermas sola, hazlo. Viste pijamas un poco ajustadas con transparencias que te hagan sentir atractiva. Viste para ti. Puedes coordinar la pijama con la lencería, arma tus propios conjuntos. Basa la elección en el mismo tono o tela. No te olvides de cubrirte con una bata corta de seda, en caso de necesitarla.

Una noche fresca

Para las noches de verano no hay nada mejor que un conjunto corto y ligero. Los shorts y playeras con magas o tirantes son apropiados para sentirte fresca. Opta por diseños que incluyan frases motivadoras y alegres que te inspiren a tener una mañana positiva. Incluso presta atención a personajes animados que te recuerden tu infancia. También son una opción los estampados con animales u objetos, como una taza de café, arcoíris, soles, lunas, etcétera. Elige colores claros para no atraer más calor al cuerpo. Ahora sí… ¿vamos a dormir?

Este video te puede gustar