No cometas estos errores al usar tu gabardina

Las gabardinas son una de las prendas clásicas que siguen de moda. Gracias a su material repelente al agua fue diseñada para usarse en días lluviosos. Sin embargo, puedes utilizarlas cualquier día. Las gabardinas son muy versátiles y puedes encontrarlas de muchos colores y con diferentes estampados. Cuando las uses evita cometer estos errores, checa cuales son.

Escoge una de acuerdo a tu altura

La gabardina es una prenda que podemos encontrar en distintos tamaños. Las más largas pueden llegar hasta la rodilla o incluso por arriba de los tobillos. Si eres alta este modelo es ideal para ti. Sin embargo, si eres una chica de estatura baja aléjate de ellas, harán que te veas más pequeña de lo que eres. Para las chaparritas lo mejor es que usen una que llegue a sus rodillas.

La que le va bien a todas

 

Las gabardinas de largo mediano son aquellas que llegan a la mitad del muslo, le van bien a casi todas las chicas sin importar su tipo de cuerpo. Sin embargo, se les ve muy bien a las chicas curvy. A ellas las favorece mucho ya que al ceñirse al cuerpo y no ser tan larga hará que las curvas luzcan. Así que ya sabes, no utilices gabardinas largas si tienes curvas.

Elige un color de acuerdo a la ocasión

Como sabes estas prendas las encuentras en muchos colores, pero es importante que sepas elegirla de acuerdo a la cada ocasión. Un color clásico para una gabardina es el beige, que combina con casi todos los estilos y además, te hace ver muy elegante. Por otro lado, si quieres un estilo más formal, para ir al trabajo elige una en color gris oscuro, negro o azul marino. Y si eres una chica más atrevida y te gusta llamar la atención, opta por aquellas gabardinas acul cielo, rojas, rosas incluso amarillas. Sólo recuerda combinarlas bien con tu outfit para no parecer abanico de colores.

Este video te puede gustar