Qué me pongo para la boda de mi madre

Aunque suene poco usual, cada vez es más común asistir a la boda de nuestra propia madre. Por supuesto, esto conlleva un nuevo código de vestimenta, además del típico de las bodas.

Boda elegante

bodamama-collage5

Si tu madre se casa con bombo y platillo y se ha inclinado por una recepción elegante, como hija de la novia debes ir más que puesta para la ocasión. ¡Ojo! No quieres opacar a tu madre en su día. Así que te recomiendo llevar un vestido largo de corte sencillo, escote en V y sin ornamentos. De igual forma, la joyería mantenla mínima. Te verás muy sofisticada en azul marino o rojo quemado. Puedes apostar por un mono de pantalón, pues te seguirás viendo estilizada y perfecta para la ocasión.

Boda en un jardín

bodamamacollage2

En caso de que el matrimonio se celebre en un jardín u otra locación al aire libre durante el día, debes optar por tonos claros y estampados floreados. Un vestido con corte femenino y fresco te harán ver chic y perfecta para la ocasión. Como puedes ver, faldas tubo que caigan ligeramente debajo de la rodilla con tacones abiertos harán ver tu silueta larga y estilizada. Por otro lado, decántate por estampados audaces de flores en tonos vibrantes y termina de completar este look con un maquillaje muy fresco y natural.

Boda casual

bodamama-collage3

Especialmente las segundas bodas pueden tener un tono más casual en su código de vestimenta. Si es el caso de la boda de tu madre, un rumper en una tela con mucha caída te hará ver muy sexy y lista para la ocasión. Si sientes que estás enseñando demasiada pierna, equilíbralo con mangas largas. Ponte tus mejores pumps o stilettos y no pierdas el estilo en esta ocasión especial.

Boda en la playa

bodamama-collage4

Las bodas en la playa son la ocasión ideal para llevar un minivestido. Te recomiendo un color vibrante que te haga destacar sin opacar a la novia. La clave está en elegir una tela ligera, corte en línea A y un escote conservador. Te verás muy fresca, chic y elegante.

Este video te puede gustar