Lo que aprendí al comprar ropa en temporada de rebajas

¿Han escuchado la frase “parece que el dinero te quema las manos”? Pues yo solía escucharla muy a menudo.  La verdad es que gastaba mucho dinero en ropa que no siempre necesitaba. La solución que encontré fue comprar en temporada de rebajas. Lamentablemente no todo fue miel sobre hojuelas, pero aprendí muchos tips para tener el armario y las prendas que quiero. Ven, te cuento un poco más.

Antes de comprar en rebajas

Antes de comprar en temporada de rebajas siempre iba a las tiendas en cualquier momento. En consecuencia siempre adquiría prendas de temporada por lo que el precio de los mismas era muy elevado. Meses después, con mucho dolor veía que mis amigas tenían la misma prenda, pero les había costado de 100 a 200 pesos menos. Yo sé que no es mucho, pero ese dinero puedes utilizarlo en otra cosa, por ejemplo accesorios.

Aprendí a comprar de forma inteligente

Días antes de mi cumpleaños fui con mi mamá a buscar un regalo bonito para mí. Recuerdo que eran finales de enero y me percaté de que las tiendas estaban en rebajas. Ese día conseguí dos suéteres que había visto la temporada anterior con 70% de descuento. Me volví loca, pues encontré más cositas. Obviamente no todo podría utilizarlo en las siguientes temporadas, pero había prendas básicas con las que puedo crear más outfits, por lo que se trataba de compras inteligentes. Desde ese día comencé a guardar mi dinero para las temporadas de rebajas y procuraba no comprar ropa en tendencia.

No compres por impulso

Bueno, siempre hay cosas negativas ¿no? La verdad es que me emocioné tanto, que compré cosas que no necesitaba. Al ver el precio me parecía motivo suficiente para llevarme una prenda que después no saldría del armario. Por ejemplo: encontré un vestido de noche hermoso que jamás usé. Es más, el día que tuve oportunidad de hacerlo ya ni me quedaba… Otro error que cometí fue comprar prendas que no eran de mi talla sólo porque eran lindas. De esos errores aprendí que…

  • No debes comprar algo que no sea de tu talla, del color que te favorezca, de tu estilo y que no puedas combinar con lo que ya hay en tu armario.
  • Tampoco debes llevarte prendas con desperfectos como costuras rotas o manchitas sólo porque te rebajen el precio.
  • Lleva una lista de las piezas que te gustarían o te hacen falta, si no, comprarás de todo menos lo que necesitas.
  • Por mucho que sean rebajas sobre rebajas, debes tener un presupuesto y no rebasarlo.

Las mejores ofertas son en el mes de…

A mi parecer, las rebajas de enero son la ideales para ir de compras pues se vacían las bodegas. En este sentido se trata de verdaderas liquidaciones por lo que encontrarás más variedad y precios. También están las rebajas de verano, pero esas no pasan del 30% o 40 % de descuento, por lo que comprar no es tan conveniente como pensamos. No me mal entiendas, está bien darte un gustito, pero nada más.

Este video te puede gustar