Little black dress: aprende a usarlo como una experta

Todas tenemos al menos un par de vestidos negros que hemos lucido más de una vez. Incluso, alguno de ellos es una pieza clave de nuestro armario. Por ello, siempre lo mantenemos cerca y en mente cuando no hemos conseguido alguno otro para lucir en algún evento. Sin embargo, después de un tiempo este se torna aburrido… Creo que estos tips te servirán para darle un twist a tu blackdress y lucirlo a la perfección. Es cuestión de sacarle el máximo provecho.

 Lencero con t-shirt

Uno de los mejores tips que puedo darte es que consigas un vestido lencero. Estos son muy sensuales y le aportan a tu imagen mucho estilo. Sin embargo no muchas chicas se atreven a utilizar este vestido y salir a la calle. Para todas ellas la mejor opción es combinarlo con una camiseta. Esta puedes ser una básica de algodón o una rayada, con ambas lucirás genial y muy original.

 Juega con texturas y aplicaciones

 La clave para lucir bien en un little black dress es jugar con las texturas, telas y aplicaciones. De esa forma siempre te verás diferente incluso aunque lleves el mismo vestido. No obstante hay tres telas que debes probar: las lentejuelas, el terciopelo y el satín o alguna textura ligera.  Con estas cubrirás un amplio rango de eventos, ya sean tipo formal o semiformal. Por ejemplo, un vestido con lentejuelas es perfecto para lucir en una fiesta de noche. Por otra parte, durante el día puedes llevar un vestido de una tela ligera.

 Black dress: compleméntalo con accesorios

 Nunca olvides que un vestido negro en ocasiones puede pasar inadvertido. Por ello necesitamos algunos accesorios que lo hagan resaltar. Pueden ser medias de red o con algún tejido. También puedes agregar alguna chaqueta de cuero con lentejuela. Finalmente, nunca puede faltarte un par de tacones o stilettos. Al escogerlos olvídate del color negro y utiliza tonalidades vibrantes, como el fucsia.

 Ten en cuenta la temporada: el último de los tips

Jamás olvides la época en la que te encuentras, de esa forma elegirás la mejor opción. Así mismo no morirás de calor o de frío. Por ejemplo: en el verano podrás utilizar un vestido off shoulders con caída fresca. Así te sentirás cómoda, libre y femenina. En cambio, en invierno puedes combinar tu vestido con una gabardina o utilizar uno de manga larga.

Este video te puede gustar