La lencería color nude no tiene que ser tan básica

Es un error pensar que la lencería color nude es aburrida y seria. Cuando se habla de la ropa íntima no todo es conservador y básico; ¡nada de eso! La lencería es muy sensual, siempre que elijas tu talla y aquella que resalte tu figura. No estoy diciendo que no experimentes con nuevos diseños, pero si sabes que unos cortes no te favorecen, mantenlos lejos de ti. Si no te gusta los colores negro, blanco y rojo ¡dale una oportunidad al nude! Es una buena opción a la cual se le debe sacar provecho.

Bralettes y bras

La lencería sensual no siempre es de color rojo. El color nude también puede crear prendas sensuales como bras y bralettes, todo es cuestión de darle una oportunidad. Encontrarás varias alternativas; busca encajes y transparencias si deseas verte sensual. Piensa que el color nude es perfecto para las prendas blancas, vestidos y faldas ceñidos, pues ayudará a que no se transparente, solo ten cuidado con las telas. El color será el correcto pero la tela puede dañar toda tu imagen.

Conjuntos de ensueño

No necesitas de los colores básicos para sentirte segura. El nude es un tono que se ajusta al tono de tu piel. Piensa qué tan sensual te verás con ropa de este tono, pues parecerá que no traes nada. No recurras a los colores comunes, atrévete a explorar otros campos. Los encajes, lisos y transparencias forman conjuntos monocromáticos que se prestan en diversas ocasiones. Incluso, adquiere ropa con pequeñas aplicaciones o estampados florales.

Pequeñas y coquetas

Las prendas que cubren nuestra zona íntima también pueden ir en color nude. Las tangas, “cacheteros”, pantis, boxer hasta fajillas son opción para verte sexy y segura. Puedes comprar prendas totalmente lisas o con telas combinadas para hacer la diferencia. ¡Arriésgate a usar prendas nuevas!

¿Esta vez le darás el sí al color nude? Cuéntanos.

Este video te puede gustar