Lencería atrevida para tu noche de bodas

Además del vestido de novia existen otras prendas que son igual de importantes. Se trata de la lencería para la noche de bodas. La verdad es que muchas mujeres utilizan la clásica blanca y con ello se sienten satisfechas. No obstante, se trata de una noche especial por lo que es el momento perfecto para lucirte. Aquí te muestro modelos de bastantes texturas, colores, cortes y hechuras que te volverán loca. ¿Quieres verlos?

La lencería blanca es la clásica

Si eres una chica que ama lo clásico y prefiere mantenerse así, entonces el color blanco es para ti. Sin embargo, no tienes que recurrir a las clásicas batitas o babydolls. Mejor utiliza conjuntos con los que puedas presumir tu abdomen, espalda y brazos. Hay diferentes cortes y aplicaciones, pero una muy favorecedora es aquella que marca la cintura. Por ejemplo, la primera imagen de la izquierda. Los lazos hacen que tu cintura y abdomen se reduzcan visualmente. Al mismo tiempo hacen que tu cadera se vea más ancha.

No puede faltarte un conjunto color rojo

Uno de los colores que tienes que utilizar sí o sí es el rojo. Puede que utilices un body o un conjunto en una sola tonalidad, pero también puedes llevar un coordinado que juegue con distintas tonalidades. Por ejemplo, puedes utilizar uno rojo con negro, como el de la tercera imagen de izquierda a derecha. Se trata de sutiles detalles en color negro, exactamente donde irían las varillas y remates. ¿no se ven increíbles?

Sé un poco más atrevida

Si eres una mujer más atrevida y segura, en definitiva tienes que utilizar esta tendencia. Se inspira en los ligueros y arneses de seguridad. Sin embargo, estos tienen un toque sensual. Al ceñirse al cuerpo lo hacen ver más voluptuoso y curvilíneo. Además, no importa qué tan delgada o curvy seas, tu figura se moldea en automático. Esta tendencia comenzó con colores oscuros. No obstante, puedes probarla en color rojo o azul. ¿Te gusta?

El verde oliva es el color perfecto

Hay dos colores que todas necesitamos probar ya mismo. Se trata del verde esmeralda y el oliva. El verde oliva le va bien a todas las tonalidades de piel. No obstante, luce preciosísimo en las pieles morenas. Las hace ver más luminosas y contrasta con su bronceado. En cuanto al verde esmeralda, este le va bien a las pieles blancas, pero no se ve nada mal en las morenas.

Este video te puede gustar