Hice un disfraz de unicornio en media hora

Una de mis épocas favoritas es Halloween, ya que mis mejores amigos y yo organizamos una fiesta de disfraces. La verdad es que casi siempre llevo disfraces improvisados, pero el año pasado quise lucirme. Como amo con el alma la caricatura de Bob Esponja, decidí ser Karen, la esposa computadora de Plankton. Ya años atrás la idea había pasado por mi mente pero siempre me ganaba el tiempo. Esa vez no fue la excepción y tuve que ingeniármelas para hacer un disfraz de un día para otro.

Hice todo menos el disfraz

Como les decía, ya tenía planeado ser Karen, la esposa computadora. Todo estaba en mi mente: los materiales, la ropa e inclusive el makeup, pero así permaneció durante semanas. Lo dejé pasar hasta que faltaba una semana para la fiesta. Como todavía iba a la escuela no tenía tiempo para buscar los materiales. Si los pedía por internet tardarían en llegar una semana. Me vi en la necesidad de cambiar mi disfraz a algo más fácil. La verdad no quería y estaba toda confundida y apresurada, además no tenía mucho presupuesto.

Me decidí por el disfraz de unicornio

Un día fui con mi mamá al centro y vi una diadema de unicornio, entonces se me ocurrió que podría ir así. La compré y pensé rápidamente qué prendas de mi armario me funcionarían. Estas que te enlisto a continuación fueron las elegidas; obviamente añadí un poco de material de papelería y makeup para complementar el atuendo.

  • Un vestido entallado de color blanco
  • Tenis de color rosa con glitter
  • Diadema de unicornio
  • Listón azul brillante
  • Tul de color azul con glitter
  • Delineadores verde agua, azul, morado y negro
  • Labial mate en color fucsia
  • Estampas de estrellas
  • Silicón frío

En verdad era sencillo de hacer y tenía los materiales a la mano. Obviamente, si alguno me faltaba, mis amigas me ayudarían a conseguirlos. Me sorprendí de lo sencillo que resultaría.

 Haciendo todo a la mera hora

 Llegué a la casa de mi amiga y me puse el vestido blanco, después tome el tul y lo doblé a la mitad. Era aproximadamente un metro, después comencé a hacer pequeños dobleces a lo largo de la tela. Obviamente medí mi cintura para que no me fuera a quedar corta o  muy larga. Hice un orifico en cada lado del tul y por ahí pasé el listón. Así me amarré la falda. Me hice una colita de caballo y me puse la diadema. En cuanto al maquillaje, lo hice todo normal; excepto, que en vez de iluminador me puse glitter. Utilicé delineadores de colores y el labial fucsia. También me pegué estampitas de estrellas en las mejillas. La verdad es que para haber sido improvisado, fue un gran disfraz de unicornio.

Este video te puede gustar