Guía para poner la mejor ofrenda de Día de Muertos

Aunque el Día de Muertos ya está aquí, nunca es tarde para poner la ofrenda y honrar a los seres queridos que se han ido antes que nosotros. Si nunca antes has puesto una, estás en el lugar correcto, porque te vamos a enseñar qué necesitas para poner la mejor ofrenda de Día de Muertos de todos los tiempos y cuál es la importancia de preservar esta tradición. Lo mejor es que no necesitas muchas cosas, así que estará lista para hoy por la noche. Toma nota y comienza de una vez.

¿De dónde viene la ofrenda de Día de Muertos?

Esta hermosa tradición tiene su origen en los rituales de los antiguos precolombinos, quienes dedicaban altares a sus deidades. La del dios prehispánico de los muertos, Mictlantecuhtli, se llevaba a cabo en el mes de noviembre de acuerdo con el calendario gregoriano; es por eso que los españoles, luego de la Conquista, decidieron institucionalizar el Día de Muertos con esta fecha, fusionando el cristianismo con las tradiciones mesoamericanas.

¿Qué necesito para poner mi ofrenda?

Aunque la ofrenda de Día de Muertos se caracteriza por el papel picado, las veladoras y las cruces, hay otros artículos que no pueden faltar en ella y que puedes acomodar en una mesa de la manera que más te guste:

  • Flor de cempasúchil. Su intenso aroma es la guía para que los muertos encuentren el camino hacia la ofrenda; por eso es indispensable en ellas.
  • Agua. Necesaria para que las almas de tu gente sacien su sed y puedan volver sin problemas al Mundo de los Muertos.
  • Sal. No puede faltar en tu ofrenda, ya que este elemento se encarga de purificar las almas para que puedan volver a su mundo y venir el año que entra a visitarte.
  • Petate. En él, el alma de tus seres queridos podrá descansar del largo camino recorrido para volver a este mundo.
  • Pan de muerto. Es súper común que lo encontremos en las ofrendas. La Iglesia lo presenta como el cuerpo de Cristo; así que si no eres creyente, puedes ponerlo solamente como alimento para tus seres queridos.
  • La fotografía de tus seres queridos. Es un elemento primordial. Sin esta, tus muertos no sabrán que la ofrenda es dedicada a ellos.
  • Alimentos preferidos de tus muertos. Además de lo que ya dijimos, este último punto es más una cortesía para tus seres amados. Y es que imagina venir desde tan lejos y no encontrar tu comida preferida

¿Crees que es una buena idea honrar a la muerte a través de la vida?

Este video te puede gustar