Cómo ser fiel a tu estilo para lucir siempre sexy

Para lograr un look sexy todos los días, hay un secreto: ser fiel a tu estilo pase lo que pase. Dentro del armario de toda mujer debe haber coherencia. Es decir, si eres una chica que gusta de usar vestidos pegaditos y sexys, sería algo extraño que al ir de compras escogieras un vestido suelto de encaje. ¿Ves a lo que me refiero?

Cada mujer tiene su propio estilo. Esos días cuando no encuentras nada que ponerte a pesar de tener mil prendas a tu disposición, es porque la ropa no te hace sentir sentir cómo tú misma. Así que después de una limpieza de clóset, te recomiendo empezar a seguir estas reglas, para ser fiel a tu estilo y sentirte mejor contigo misma.

Compra de manera inteligente

Evita a toda costa cometer los típicos errores que todas tenemos al ir de compras. Contesta a estas sencillas pregunta y si tu respuesta es positiva en la mayoría de estas, compra la prenda. Si tu respuesta es negativa o no te decides, mejor deja esa prenda en la tienda.

  • ¿Realmente me gusta cómo se me ve esta prenda?
  • ¿Combina con al menos otras tres prendas que tengo en mi armario?
  • ¿Vale lo que cuesta?
  • ¿Podré usarla en diferentes ocasiones o se quedará en el clóset?

No aceptes consejos

Por favor. No a la ayuda de tu mamá, la tía o el novio. ¡No! La que va a usar las prendas eres tú, no ellas. Escuchar los comentarios variados de personas que no tienen tu gusto solo te llevará a tener ropa que no usarás. Finalmente acepta consejos de personas con conocimiento en moda, personal shoppers o de chicas con un estilo similar al tuyo.De hecho, cada vez que encuentres una prenda que te encante no lo dudes, cómprala.

Pruébate las prendas

No probarte la ropa hará que adquiera la talla incorrecta. Es el momento de decidir si la prenda que estás a punto de adquirir te conviene o no. ¡Qué mejor que vértela puesta dentro del probador! Muchas veces en el maniquí luce preciosa y una vez que nos la probamos ya no nos gusta. Es natural, la tela se mueve diferente en un maniquí que en una persona normal. No te vayas con compras inútiles a casa, comprueba que te quedan y te gustan.

Usa tu talla

Nada de comprártela más grande para estar cómoda o, peor aun, más chica porque vas a enflacar. En el primer caso, tener prendas más grandes te da una falsa seguridad, cuando te veas a un espejo tu figura no lucirá para nada y poco a poco acabarás con blusas que te hacen ver super desaliñada.

No compres siempre el mismo color

Seguramente ya tienes como 40 prendas del mismo color dentro de tu armario. Deja de comprar siempre los mismos colores y de parecer retrato. Dale un poco de vida a tu imagen. El color siempre vuelve más alegre tu look y te hace lucir diferente. Anímate a probar con algunos colores atrevidos.

Arriésgate un poquito

Toma la iniciativa de combinar diferentes prendas. Aprende de los maniquíes. Busca la forma de sentirte a gusto y a la moda. Sé fiel a tu propio estilo combinando las prendas cómo a ti te gustan. Sobre todo siéntete tú misma al usar la ropa que llevas. La moda es parte de nuestra identidad, le comunica a los demás un poquito de ti. No le tengas miedo y atrévete a lucir diferente.

Este video te puede gustar