Esto le pasa a tu cuerpo cuando usas tacones todos los días

Seguramente, como muchas otras mujeres, usas tacones todos los días. Los motivos pueden variar: ya sea por trabajo, por estilo, porque te gusta verte alta o simplemente porque los amas. Sin importar el motivo, ¿has pensado cómo repercute su uso en tu bienestar y salud?

Los tacones y tu salud

Muchas veces escuchas a tus amigas o tú misma decir que quitarse los tacones es una de las mejores cosas al finalizar un día. Así es, el impacto que tienen los zapatos en tu cuerpo tiene más consecuencias negativas de las que imaginas. Lo peor es que muchas son a largo plazo.

Espalda

Tu columna necesita balancearse para que camines, pero con los tacones el resultado es un desagradable dolor en la espalda baja. Puedes usar tacones un día y al otro optar por calzado cómodo para que tu espalda repose. Evita usarlos más de cinco horas seguidas.

Cadera

Tu cuerpo, de manera inconsciente, empuja tu cadera hacia afuera, arquea tu espalda y saca tu pecho para que guardes el equilibrio. Puedes lucir muy sexy, pero tu cadera y tendones están trabajando de más.

Rodillas

Las rodillas están hechas para que aguantes algún choque. Si usas tacones todos los días, agregas tensión adicional a la parte interna de tus rodillas haciendo que se desgasten y aparezca la osteoartritis.

Pantorrillas y tobillos

Tus tobillos se ven obligados a hacerse hacia adelante con el uso de tacones. El movimiento restringe la circulación y con el paso del tiempo aparecen las famosas arañas vasculares. Además, tus tendones se endurecen haciendo que las pantorrillas se contraigan. Después de un tiempo podrías desarrollar tensión crónica en los tobillos y tendones de la pantorrilla.

Pies

Tus pies reciben el impacto de tu peso y lo distribuyen de manera equitativa. Usar tacones hace que la mayor parte de tu peso quede en la punta de tus pies y por consecuencia en los huesos de esa zona. Entre más altos sean tus tacones más fuerte será el impacto.

Este video te puede gustar