Este es el por qué la ropa ajustada no es nada buena para tu salud

La ropa ajustada no es nada buena para tu salud y hay muchas formas en las que tu cuerpo te exiges que dejes de usarla a menudo. Así surgen malestares en el abdomen, mala postura y mucho dolor de espalda. A veces, por querer entrar en unos jeans estamos dispuestas a usar una faja debajo de la prenda que ya de por sí es ajustada. Haciendo que nuestro cuerpo sufra de más. Estas son algunas consecuencias de usar la ropa ajustada.

Envejecimiento celular

Usar prendas que no te permiten respirar con normalidad puede afectar tus pulmones y el resto de tus órganos. No corre la misma cantidad de oxígeno en tu sangre y esto puede provocar envejecimiento celular. La ropa ajustada no es la mejor para todos los días.

Menos agilidad mental

Parece que la ropa no tiene nada que ver con nuestras acciones diarias. Sin embargo, usar la ropa ajustada puede generar más que un dolor de espalda. Al no recibir la cantidad correcta de oxígeno, tu cerebro comenzará a aletargarse. Esto quiere decir que puedes empezar a sentirte somnolienta, con poca concentración y dificultad para hacer tus actividades diarias.

Estreñimiento

Este es, quizá, el peor efecto de la ropa ajustada en el cuerpo. Usarla perjudica el movimiento de los intestinos, lo cual puede provocar más gases, estreñimiento y, sobre todo, mucho malestar estomacal.

Infecciones urinarias

La ropa apretada puede aumentar tu temperatura corporal. En especial si hablamos de tu ropa interior. Asimismo serás el hotel perfecto para cientos de bacterias que se forman con el calor y el sudor de tu propio cuerpo. Evita la proliferación extra de bacterias cuidando de la lencería que utilizas todos los días.

La ropa ajustada es preciosa, pero no es ideal usarla todos los días. Resérvala para ocasiones especiales.

Este video te puede gustar