Errores que todas las mujeres cometemos al elegir nuestro brasier

Sin excepción alguna todas las mujeres hemos cometido estos errores al elegir nuestro brasier. Bueno, tal vez no todos, pero no puedes negarlo: también te has equivocado. Nadie te dice cómo elegir tu brasier o que no todas las tallas son iguales en diferentes marcas. Sí, es complicado, pero no te preocupes porque no eres la única que se enfrenta a este dilema. De seguro te identificarás con alguno de estos errores

No elegir la talla correcta

¡Un error super fatal pero muy común que todas las mujeres cometemos! La talla del brasier es la medida del contorno de la espalda y el pecho y se expresa en pulgadas (32, 34, 36). Se obtiene midiendo horizontalmente alrededor del torso y a la altura de la base del busto. Sin embargo, ¿cómo saberlo en el momento en que lo estás eligiendo? ¿Acaso tienes una cinta métrica a la mano? ¡Claro que no! Además, no todos los bras son iguales, algunos vienen con la talla más reducida que otros. Lo que hace más complicada la elección, porque tú sabes tu talla, pero corres el riesgo de que el sujetador sea más chico o más grande. Y por si fuera poco, a veces la única manera de probártelo en la tienda es por encima de la ropa y tu propio bra. ¡Así no se puede!

No saber elegir la copa

El segundo error que todas cometemos alguna vez es elegir la copa incorrecta. La copa es la letra que viene después de la talla; por ejemplo: A, B, C y D. Estas sirven para determinar el volumen de tu busto. Este valor se obtiene midiendo el contorno a la altura de la parte sobresaliente del pecho. Para no equivocarte, la copa no debe presionar tus senos sino sostenerlos. Otro punto importante por el cual muchas mujeres nos equivocamos al elegir la copa del brasier es la asimetría del busto.

Elegir un brasier push-up

Un brasier push-up tiene ventajas como desventajas. Muchas mujeres piensan que la mejor opción para realzar sus pechos es usar una de estas prendas. Sin embargo, se ve falso sin mencionar que se desgastan más rápido que un sostén normal.

Dejar que la banda quede muy arriba en la espalda

Es un riesgo total para la salud y sin embargo muchas mujeres cometen este error. La banda trasera de tu brasier debe quedar justo a la altura de las copas y no muy arriba en la espalda. Esto podría lesionar tu espalda además de apretarte y dejarte marcas. Aunque te pruebes el sujetador por encima de la ropa, fíjate en donde queda la banda.

Pensar que el mismo modelo sirve para todo

¿Cuántas veces te ha pasado que necesitas un sostén específico y no lo tienes? Esto es porque eliges el mismo modelo que siempre te funciona. Entonces, cuando necesitas uno sin tirantes o de cierto color ¡no lo tienes! Y sí, todas nos arrepentimos de esta decisión.

Este video te puede gustar