Errores que todas cometemos al comprar ropa

Hay cosas básicas en la vida que debemos aprender y entre más pronto sea, mejor. Una de ellas, y quizá la más importante, es aprender a controlar nuestros gastos. La verdad es que es inevitable  gastar nuestros ahorros en la ropa que más nos gusta. Esto es normal; no obstante, hay ciertos errores que nos hacen gastar aún más de lo debido. Por ello te traigo los más comunes, así los evitarás y serás toda experta en compras.

Querer comprar todo… lo que no necesitas

Siempre me pasa que hago una lista de prendas que necesito en mi armario. En esta lista incluyo muchas prendas básicas con las que puedo hacer más de un atuendo. También incluyo algunas piezas que me gusten, pero trato de evitarlo. Hasta ese momento mi plan de ahorro se ve muy mono, pero llego a la tienda y me pruebo y compro todo menos lo de la lista. Por eso te sugiero que si no hay alguna cosa que necesites con urgencia, evita ir a las tiendas, pues terminas llevándote hasta lo que no necesitas.

Rebasar nuestro presupuesto

Uno de los tips más conocidos es tener un presupuesto limitado y respetarlo. De esa forma no podrás pasarte y gastar tu dinerito. Sin embargo, sucede que vemos alguna prenda que sobrepasa nuestro presupuesto por muy poco. En consecuencia nos la llevamos, después vemos otra y sucede lo mismo y cuando menos te das cuenta… ya gastaste mucho dinero.

Gastar demasiado porque hay rebajas

Las rebajas son la cosa más tentadora del mundo pues al gastar en ellas sentimos que estamos ahorrando. Por ello  no sólo es una compra inteligente sino necesaria. Sin embargo, no siempre es así. Las verdaderas rebajas siempre son en el mes de enero pues las tiendas necesitan vaciar su bodega.

Comprar una prenda incómoda por lo bonita que es

Hay prendas muy bonitas por su forma y el juego de texturas, no obstante tanto el corte como la hechura son un asco. Por ello aunque pruebes distintas tallas ninguna te va bien. A veces cometemos el error de llevárnoslas y creer que un sastre la arreglará. Eso generalmente funciona, pero si la prenda está mal confeccionada sólo será un gasto inútil.

Sexy no es igual a poca ropa: uno de los errores más comunes

Otro de los errores que mas cometemos es creer que lo sexy y la sensualidad se traduce en poca ropa. De hecho, existen muchas prendas inclusive sin escote que son delicadamente sugerentes. Por ello es una buena idea que dejes de comprar tanta ropa entallada y escotada, recuerda que el buen gusto y la clase son más seductores de lo que creemos.

Si no es de tu talla, no te lo lleves

Yo sé cómo duele que la única blusa que queda no sea de tu talla, pero lo mejor es decirle adiós. Ten por seguro que le irá bien a otra persona  y seguramente tú encontrarás algo a tu medida. De lo contrario sólo tendrás una prenda arrumbada en tu clóset o te verás más llenita si la usas.

Este video te puede gustar