Errores que todas cometimos de adolescentes al intentar lucir “sexys”

Hay que aceptarlo, cuando tenías 15 seguramente intentaste lucir sexy y cometiste alguno de los siguientes errores brutales. No hay que apenarse. Después de todo, de adolescentes cometimos más de un pecado de moda. Además, de los errores de moda aprendemos a encontrar y depurar nuestro estilo. Conforme pasa el tiempo sabemos con más tino qué nos queda y qué no y podemos sacarle mucho provecho a nuestras prendas. Por lo pronto, esperemos que esto no vuelva a suceder.

Usar labial rojo sin saber usarlo

Rojo, rosa o hasta negro para las chicas que le entraron a la onda dark. Eso de andar maquillada las primeras veces no fue todo un éxito. Especialmente cuando se trata del labial. Delinear los labios es un reto hasta para las maquillistas más experimentadas, así que no te sientas tan mal, pues de adolescentes todas nos pasamos con el labial.

Usar la ropa más pegada

¿Recuerdas esas veces cuando te comprabas ropa y de repente de un día para el otro ya nada te quedaba? O bien te parecía super sexy ocupar las tallas más chiquitas con tal de que se te viera el ombligo o el escote. Sabemos que traer la ropa super pegada puede ser más que exagerado. Hay otras formas más elegantes de llevar prendas pegaditas.

Falda corta con super escote

La exageración andante. No había muchas reglas de moda que supiéramos aplicar bien de adolescentes. Aún no nos presentaban el “menos es más”. Por lo que seguro fuiste a alguna fiesta con una mini y un escote prominente. Nada de que avergonzarte. Si vas a una fiesta de adolescentes, el mismo error lo cometen las más chicas. Algún día verás a tu hija salir con esa falda en la bolsa que le prohibiste usar. Es como un error que va de generación en generación.

No saber escoger bien el bra

La talla de bra aún no estaba muy bien definida, así que es probable que te comprarás uno más o menos grande de lo que necesitabas. En fin, cualquiera de esas opciones acababa siendo un desastre. De hecho, es muy posible que te atrevieras a utilizar bra negro con blusa blanca. ¿A poco no?

 

Usar el mismo color todo el tiempo

De adolescentes usualmente el negro es el color más repetido. El color de la depresión porque te repetías a ti misma: “nadie me entiende”. Tampoco es que el día de hoy alguien te entienda del todo, pero al menos ya usas un lindo azul celeste para repetirte: “todo estará bien”.

Mucho delineador negro

Sí y quien diga que no lo usó probablemente era la chica extraña del salón. Todas en algún momento exageramos con el delineador o con la máscara de pestañas.

Los boxers de niño por fuera del pantalón a la cadera

Si eres millennial, seguramente adoptaste en algún momento esta moda de usar los boxers de niño en vez de ropa interior normal. Además, se notaban en el borde de todos tus pants y pantalones holgados.

Este video te puede gustar