Errores que puedes cometer al comprar un disfraz, ¡evítalos!

Estamos a unos días de Halloween y así nos seguiremos con los festejos hasta Navidad y Año Nuevo. Aunque no en todas las festividades se acostumbra comprar un disfraz, siempre es bueno considerar algunos aspectos para adquirir el mejor. Te presento los errores más comunes al adquirir uno para que tú no los cometas.

Pedir la talla equivocada

Lo primero que debes hacer al comprar un disfraz es pedir la talla adecuada. De preferencia pruébatelo (o a tus niños), así verás si te queda bien o no. Recuerda que llevarás el disfraz por al menos dos horas y necesitas comodidad para realizar todas tus actividades. Si la talla que usas en tu ropa del diario no es la mejor para tu disfraz, considera pedir una más grade.

No fijarte en la calidad

Aunque sea un disfraz para una sola puesta, es básico que revises la calidad de los materiales. El hecho de que no sea una prenda de uso cotidiano no significa que será algo que compres al aventón. Checa que los detalles del disfraz estén bien hechos, que no haya costuras abiertas y que los cierres funcionen correctamente. También revisa que el material de tu disfraz no sea delicado. Considera que si la fiesta será al aire libre y llueve, tu atuendo podría arruinarse y no quieres eso, ¿verdad?

Comprar lo más barato

Al comprar un disfraz compara precios. No te vayas por lo más económico (porque no te duraría), pero tampoco elijas algo sumamente caro. Considera un presupuesto intermedio para que puedas disfrutar de tu disfraz sin ningún arrepentimiento.

No tomar en cuenta el clima

Cuando vas a comprar un disfraz también es importante tomar en cuenta el momento del día en que lo usarás. Si vas a llevar el disfraz de día procura que sea algo fresco. Para la noche utiliza algo calientito, pero no tanto, porque si estarás entre mucha gente sentirás calor. Puedes verte bien sin tener que sufrir por el clima.

¿De qué te vas a disfrazar?

Este video te puede gustar