Errores que cometes al escoger tu lencería

¿Has pensado en todo lo que debes considerar a la hora de escoger tu lencería? No, ¿verdad? Seguro cuando vas a las tiendas, sólo te fijas en que se vea bonito o sexy y que sea de tu talla. Dejas de lado muchos aspectos que, si no consideras, podrían hacer que tus compran sea solo un desperdicio o despilfarro de dinero.

Usar la talla incorrecta

Muchas chicas compran un bra u otra prenda sin importar la talla solo porque es la única que queda en exhibición. Sí, la prenda podrá verse muy linda, pero si no es de tu talla puede no ser una buena compra. Comprar solo por comprar no ayuda en nada cuando se trata de escoger tu lencería. Asegúrate de elegir la talla indicada para que todo se mantenga dentro de su sitio sin problema alguno.

No fijarte en el material

A veces vamos por la calle y vemos que alguien vende lencería. La vemos bonita o a buen precio y sin pensarlo mucho la compramos. Al usarla una o dos veces y lavarla, la prenda se rompe o se ve desgastada. Eso sucede porque compramos ropa de baja calidad. Para evitar eso, cada vez que quieras comprar algo, opta por revisar la tela. Considera cuál es el uso que les quieres dar y más vale gastar un poquito más, pero que sea algo que dure lo suficiente.

Considerar para qué la necesitas

Siguiendo lo dicho en el punto anterior, considera para qué quieres la lencería. Ya sea para el día a día, para una noche especial o solo porque te gustó. Así podrás elegir las mejores prendas para cada ocasión.

Colores

En la actualidad hay muchas prendas de lencería de diferentes colores. Amamos la ropa colorida, pero hay que saber cómo combinarla para que puedas lucirla en cualquier momento. Eso sí, los colores básicos siempre son: negro, blanco y rojo. Teniendo esos colores puedes sobrevivir a todo evento que se te ponga enfrente.

Este video te puede gustar