Errores de moda que cometemos a los 30

La vida a los 30 se convierte en una nueva experiencia. Digamos que es un comienzo o un inicio remasterizado de lo que hemos experimentado hasta ese momento. Justo por eso es importante que tengas algunas cosas en cuenta. Por ejemplo, al llegar a los 30 no puedes vestir como cuando tenías 20, ¿estás de acuerdo?

Qué debes cuidar a los 30

Lo primero que debes tener presente al llegar  a los 30, es que las prendas que uses sean apropiadas. No quieras mostrar demasiado, mejor opta por looks elegantes y sensuales que se adapten a tu figura. Los escotes pronunciados pueden hacerte ver vulgar.

Actualiza tu outfit

El peor error que puedes cometer a los 30 es adoptar un estilo y no cambiarlo con el paso del tiempo. El hecho de que estés en el tercer piso no significa que puedas usar prendas frescas o de moda. Lo importante de tus prendas es que te den un estilo moderno, además tendrás más atractivo.

Talla de tus prendas

Evita usar jeans de tiro bajo, pues ya no tienes 20 y es más fácil que se te marquen los rollitos de la espalda. Es mejor que elijas pantalones de corte alto o a la cintura para que tu cuerpo se estilice. Así como en los pantalones, en toda tu ropa en general debes elegir la talla adecuada. Si usas ropa más grande o chica, tu figura se verá apretada o muy floja dándote una imagen distorsionada.

Exceso de accesorios

Las joyas siempre le dan un toque diferente a tu atuendo, pero hay que usarlas de manera inteligente. Si llevas un look con estampado, debes optar por accesorios pequeños y poco vistosos. En caso de ser un look neutro, puedes jugar un poco más con los accesorios para darle vida a tu outfit.

Roto o manchado

Hay prendas rotas que son tendencia, pero hay que saber cuándo y cómo usarlas. Si las prendas que tienes están muy rotas, lo mejor será que te deshagas de ellas. Ninguna prenda así te dará un look atractivo.

Look de trabajo

Evita colores llamativos, brillos o lentejuelas en la oficina. Busca algo que te dé una imagen elegante, sensual, clásica y simple. Así tendrás menos problemas a la hora de decir :”¿qué me pongo?”.

Zapatos sucios

Sin importar si son tenis, botas, flats o cualquier calzado, jamás debes llevarlo sucio. Por ese pequeño detalle tu look no será nada favorable.

Este video te puede gustar