Errores que estás cometiendo al comprar tu ropa

Como mujer sabes bien que a todas nos encanta ir de compras. ¡También a ti! ¿A poco no? Sin embargo, comprar se hace una actividad tan divertida que no compras de manera inteligente. Como resultado, llevas ropa que no te queda o que no te pondrás nunca. Nosotras te compartimos los errores más comunes que estás cometiendo al comprar tu ropa y cómo evitarlos.

Comprar por comprar

Hay que saber comprar sabiamente y no por impulso, pues si vas de compras solo por “ver qué hay”, seguro llevas ropa que no te favorece o no te encanta. Lo único que conseguirás será llenar tu clóset de ropa innecesaria. Esto suele suceder mucho en las rebajas cuando los precios están de maravilla que no te importa lo que compras si no cuánto es lo que compras. Elige solamente lo que necesitas. La ropa interior, las tobilleras y pantalones son las prendas que se gastan más rápido, por lo cuál deberías considerar anotarlas en tu lista.

Elegir prendas de mala calidad

Mejor elige prendas de buena calidad aunque cuesten un poco más, en lugar de prendas baratas que no lucen bien. La calidad se nota y las prendas buenas duran más que las de calidad cuestionable y apariencia corriente. ¿Cómo detectar una prenda de mala calidad? La respuesta es fácil. Si la tela es demasiado delgada, se estira con facilidad o se arruga fácilmente considérala inaceptable. Estas prendas se desgastan con rapidez y no vale la pena el precio.

Llevar la talla incorrecta

Es importante medirse la ropa antes de comprarla para evitar este error tan común. No todas las tallas son iguales, pues varían de una marca a otra, de un modelo a otro. Es mejor esperar esa larga fila para pasar al probador y medirte las prendas. Si no te queda, no te favorece, no la lleves. A veces pensamos en comprarla y llevarla con la modista para que la ajuste, pero no siempre quedan bien.

Solo elegir las tendencias

No dejes que las tendencias sean tu guía en las compras. Si, está bien incorporar algunas prendas de moda a tu guardarropa, pero no demasiadas ni tampoco todo el tiempo. Recuerda que algún día esa ropa pasará de moda y se volverá anticuada. Además, podrías parecer retrato si todo el tiempo estas usando el mismo estilo de ropa.

Este video te puede gustar