Errores que cometes cuando tienes poco tiempo para arreglarte

¿A qué mujer no le gusta tomarse horas para arreglarse y salir perfecta de pies a cabeza? ¡Es el sueño! Sin embargo, la realidad es que no siempre es posible. De hecho, pocas veces lo es. Al contrario, entre tantas ocupaciones, nos la pasamos corriendo. Así que si tienes poco tiempo, te digo cuáles son los errores que cometes con más frecuencia al arreglarte. ¡Qué no te ocurran nunca más!

La talla equivocada

Por vestirte a la carrera es posible elegir algo que hace mucho no te ponías. Y ¡sorpresa!, ya no te queda. O lo compraste sin probártelo y caes en la misma situación. Error. No hay cosa más fea que ponerte algo que no te queda. Así sea una prenda de diseñador, si no es tu talla, se verá fatal. Desaliñada y sin estilo. Aunque te vistas de prisa, revisa que te quede bien. Regla de oro.

Detallitos “que no se ven”

Una mancha, hilos salidos o algo roto son los peores enemigo de tu look. Por vestirte rápido no te diste cuenta que te pusiste algo con una mancha o que se viene rompiendo. ¡Es horrible cuando eso pasa! No sólo te sientes fachosa, sientes que todo mundo te ve. Para que no te pase, revisa tus prendas una noche antes. Si tienes poco tiempo, te recomiendo cargar con un kit de emergencia en la bolsa que incluya un minicosturero y una pluma de jabón para ropa (las consigues en el supermercado y son lo más prácticas).

Accesorios incorrectos

 

Puedes lucir increíble vistiendo sólo un pantalón de mezclilla y un suéter,  y dar énfasis a los accesorios. Es preciso elegirlos correctamente. Puede ser solo un detalle: una bufanda, un cinturón o collar y aretes. Lo importante es que no sean demasiados o que vayan de acuerdo a tu look. Cuando hay poco tiempo, conviene tener los accesorios básicos a la mano, un reloj y aretes, son suficientes. Los de cabecera que no te fallen.

Este video te puede gustar