Cómo elegir el vestido ideal para una boda en la playa

No puedo negar que una boda en la playa es de lo más romántico del mundo. Para algunas mujeres, esta es la boda de sus sueños. ¿Cómo no serlo? Con una hermosa vista frente al mar, el atardecer y a punto de casarse con el amor de su vida resulta mágica. Sin embargo, hay algunos detalles que no debes olvidar al momento de planearla. Uno de ellos es tu vestido de novia. ¿Cómo puedes elegirlo?, ¿qué hay que tomar en cuenta?, ¿por qué debe ser diferente? Con estos consejos podrás elegir el vestido ideal para una boda en la playa.

¿Por dónde vas a caminar para ir al altar?

Todo es “jajaja” y “jijii” hasta que te preguntas ¿cómo vas a caminar hacia el altar? Sabemos que caminar directamente sobre la arena puede ser incómodo. Sobre todo cuando es una hora en que la temperatura es alta y la arena está muy caliente. O cuando tus zapatos no te dejan caminar bien. Hay varias opciones para caminar hacia el altar sin tener que pasar por esta molestia. Algunos optan por un camino de tablas de madera que es más cómodo tanto para los novios como para la persona que los casará. Otra opción es una gran alfombra sobre la arena que es mucho más económica. ¿Esto por qué es importante? Para que a la hora de elegir tu vestido, pienses bien cómo quieres lucir la cola de tu vestido de novia o el largo de este, ¿me explico?

Opta por telas frescas y sencillas

Normalmente, una boda en la playa se hace durante la temporada de primavera-verano, lo que significa que será una época calurosa. Por eso, para elegir el vestido de novia ideal te recomiendo las telas frescas y sencillas. Estos vestidos no contienen muchos detalles como pedrería o un tul muy esponjoso. Por si fuera poco, son un poco más económicos que los vestidos de novia tradicionales. Claro, tú eliges qué tan informal o formal será tu boda, pero estos vestidos siguen conservando su toque elegante.

Los vestidos cortos también son una opción

Son más conocidos como vestidos playeros y fueron hechos para las bodas en la playa. Si quieres caminar al altar sobre la arena o quieres una boda más intima, esta opción es para ti. Una de las ventajas es que si la novia va con un vestido corto, el traje del novio puede ser más veraniego.

Este video te puede gustar