Domina el arte de combinar un vestido rojo sin exagerar

Combinar un vestido rojo de forma exitosa, requiere de cierto talento para poder equilibrar este vibrante color. Los vestidos rojos son una prenda que es seductora por ser tan llamativa. Así que cuando los usamos este es el primer aspecto que debemos contrarrestar. No quiere decir que debamos ponernos unos tenis o dejar de ser llamativas. Al contrario, queremos llamar la atención por las razones correctas. Para lograrlo y que puedas lucir espectacular la siguiente vez que uses un vestido rojo, te dejo una serie de sencillos consejos. Te aseguro que te ayudarán a dominar el arte de llevar un vestido rojo.

Lo primero: los colores

El rojo no es un color fácil de combinar, y aunque se requiere de mucho ojo para saber cómo combinarlo con colores más audaces, hay colores con los que es seguro que se verá bien. Estos son rojo (del mismo tono del vestido), beige, nude y negro. Otras combinaciones más atrevidas pueden darse con azul, rosa y hasta estampados como el animal print o las rayas. Para lograr estas combinaciones se requiere un poco más de pericia, pero de que se puede se puede. Otros aliados a la hora de combinar nuestro vestido rojo son los metálicos. Los que mejor le van al rojo son el dorado y el plateado. Así que no dudes en llevar zapatos o accesorios en estos tonos.

Lo segundo: los accesorios

El vestido rojo tiene mucha presencia por sí mismo, así que no quieres distraer la atención de él con accesorios muy llamativos, grandes o adornados. Cuando se trata de vestidos rojos, mientras más sencillo y elegante se pueda conservar, es muchísimo mejor. Además, otro punto importante en cuanto a accesorios es el contraste entre ellos. Lo más recomendable es que vayan perfectamente coordinados, pues no queremos crear algún contraste que, aunque acertado, llame mucho la atención. Quizá una forma de crear un buen contraste podría ser unos zapatos de animal print y un bolso nude. Algo seguro, suficientemente interesante, pero no muy llamativo.

Lo tercero: el maquillaje

Para lograr un look de impacto no es necesario llevar un maquillaje recargado. De hecho, mientras más puedas destacar tu belleza natural ¡mejor! Tienes dos opciones para labios: rojo o nude. Entonces tú eliges si te quieres un maquillaje natural o clásico. El clásico consiste en un buen cat eye y labios rojos. Por otro lado, el natural, puede llevar tonos tierra y labios con sombre y shimmer.

Vestido rojo en looks casuales

Puedes integrar looks super casuales con un vestido rojo. La clave está en los accesorios que selecciones. Como puedes ver, unas sandalias bajas son perfectas para usarse con un vestido corto. De preferencia en nude o negras, y de igual manera combinar el bolso y el resto de los accesorios. Como ves, la serie de consejos que te di anteriormente, aplican igualmente aquí.

¡Ya lo sabes: puedes impactar donde sea con un vestido rojo y un poco de estilo personal!

Este video te puede gustar