De esta manera puedes vestir de gris para que siempre luzcas perfecta

Las personas suelen asociar los colores con las emociones y sentimientos. Por ejemplo: el rojo con la pasión, el negro con la elegancia y el blanco con la sofisticación. Pero, ¿te has preguntado con qué se asocia el gris? Por lo general con la tristeza y melancolía; sin embargo, son simples relaciones que no revelan la verdad absoluta. Por eso te propongo que armes conjuntos con este color, ya que obtendrás resultados increíbles. Sólo toma en cuenta el estilo de las prendas para armar un outfit casual o formal.

Faldas

Según mi percepción, las faldas grises se ven presentables, independientemente de su estilo. Una opción es combinarlas con blusas de diferentes colores; sin embargo, puedes elegirla en gris, pero con una tonalidad diferente a la de la falda. De hecho, igual puedes jugar con las texturas.

Vestidos

Aquí tenemos prácticamente dos opciones: que simplemente uses el vestido o que lo coordines con un abrigo. En caso de que tomes la primera opción, mi consejo es que uses zapatos claros, a fin de obtener un look equilibrado y no uno serio o demasiado apagado. Puedes completar tu outfit con una bolsa de un color distinto. Pero si te decides por la segunda opción, escoge abrigos en un color diferente. En lo personal, me encanta la combinación de gris con negro.

Totalmente en gris

Digamos que esta opción es similar a un look monocromático. ¿Por qué es similar? Porque a diferencia de un outfit monocolor, mi propuesta es que vistas sólo de gris, pero que le des pequeños toques de color a tu look. ¿Cómo? Usando calzado colorido, portando un abrigo en tonos neutros o eligiendo una bolsa que contraste con tus prendas. De esta manera te verás fresca, sofisticada y equilibrada.

Equilibrio

La última propuesta en que encuentren un equilibrio en tus prendas. Aquí tenemos tres opciones: usa un conjunto en gris, pero rompe la monotonía usando tops o blusas en otros colores. Lo mismo aplica a los accesorios y/o la bolsa de mano. Otra alternativa es portar una prenda gris en la parte superior y combinarla con los colores básicos negro y blanco. O usa arriba una prenda gris y coordínala con prendas en tonos neutros, así como con vaqueros. El punto es que armes tus propias propuestas y juegues con tu ropa.

Este video te puede gustar