Consejos de una experta para ordenar tu clóset

Ordenar tu clóset puede ser la actividad más divertida o todo lo contrario. Bueno, lo segundo pasa cuando dejas que transcurra mucho tiempo para que hagas una limpia a consciencia. Recuerda que lo recomendable es que al menos cada medio año, saques todo para ver qué prendas siguen siendo funcionales, cuáles ya de plano tienen que irse y cuáles son las que necesitas actualizar. Además, al hacer esto, reacomodas tu armario y así se te hace más fácil encontrar todo. Lo primero para ordenar tu clóset es…

Define tu estilo

El estilo marca quién eres y por consiguiente las prendas que usas y las que no. No tiene nada que ver con la moda, sino con tu personalidad y gustos. Así que una vez que tengas en claro cuál es, sabrás qué prendas debes tener. Por ejemplo: si eres una chica sexy, optarás por prendas muy atrevidas. Escotes pronunciados, faldas cortas, prendas de piel, predomina el rojo.

Los básicos

Te ayudarán en todo momento, pues los combinas fácilmente. Los básicos son: playera blanca, jeans. chamarra denim, falda midi y lápiz. Un black dress y al menos un par de tacones para las ocasiones que lo ameriten.

Combinables

Las prendas más versátiles que puedas combinar con todo lo demás. O sea, debe haber equilibrio entre tus prendas de colores llamativos y las neutras. Así no tienes que comprar tanta ropa, porque podrás combinar todo fácilmente

Evita comprar cosas que no van contigo

Para saber eso sólo debes responder unas sencillas preguntas: ¿a dónde vas con frecuencia?, ¿en qué trabajas?, ¿qué usas en tu tiempo libre? Sabiendo eso, no terminarás comprando prendas sólo por moda, porque están de rebaja o porque si a tu amiga le van bien a ti también.

Accesorios

Siempre ayudan a darle otra vista a tu outfit.

Otra forma de adornar:

  • Por color. Acomoda tu ropa por colores, es un buen tip para que encuentres más rápido lo que buscas.
  • Por atuendo. Si prefieres, acomoda por categorías, por ejemplo: todos los vestidos, las chamarras, los pantalones, etc.
  • Por ocasión. De lo más formal a lo más informal.

Sólo tú sabes qué acomodo es el que más te funciona.

Este video te puede gustar