Consejos para cuidar tus sandalias en la playa

Estamos en la mejor temporada para ir a la playa: el verano. Obvio, quieres lucir completamente a la moda en este hermoso lugar y tus sandalias son una excelente opción para lograrlo. Sin embargo, es muy importante cuidarlas, porque de lo contrario podrían dañarse. A continuación te comparto algunos consejos para cuidar tus sandalias.

¡No las mojes!

En serio, hagas lo que hagas no se te ocurra mojar tus sandalias, pues esto podría provocar que se rompan, apesten o se deformen. Claro, si son sandalias de hule de esas que encuentras en las tiendas de autoservicio no pasa nada. Sin embargo, si se trata de aquellas sandalias coquetas que podrías usar para salir con tus amigas, olvídalo, a menos que te alejes del mar. También recuerda que la arena puede ser difícil de quitar, sobre todo cuando está húmeda.

No corras con tus sandalias puestas

No sabes la cantidad de sandalias que se me han roto porque corrí o caminé muy rápido con ellas mientras estaban mojadas. Tampoco recomiendo hacerlo porque tus pies se entierran un poco en la arena y puedes tropezarte. Si quieres cuidar tus sandalias en la playa, lo mejor es caminar tranquilamente con ellas.

Evita las sandalias con materiales delicados

Procura no usar sandalias que tengan gamuza, terciopelo o mezclilla en alguna parte de su diseño. La gamuza es complicada de lavar, sin olvidar que si se moja va a oler mal por mucho tiempo. Por otra parte, algunas telas no se pueden lavar a máquina y tienes que darles un tratamiento especial. Un calzado no adecuado puede estropearse con la humedad, la cual genera hongos y mal olor.

Mejor no uses tacón alto

Caminar en la arena con sandalias altas es como correr dentro del agua. Además, las de correa pueden romperse después de tantos tropezones, ¿me explico?

Cuida tus sandalias y disfruta tus vacaciones en la playa.

Este video te puede gustar