Cómo lucir más joven renovando tu armario

Cuando las mujeres llegamos a cierta edad, solemos quitarnos unos cuantos añitos. A nadie le gusta aceptar el paso del tiempo y es por eso que recurrimos a esta triquiñuela. Y si no lo hicimos antes, comenzamos a cuidar nuestra piel para evitar arrugas pero, también podemos quitarnos años con nuestra ropa. Si quieres verte más joven entonces empieza por renovar tu guardarropa, aquí te digo cómo.

Nuevas texturas y colores

Para verte más joven te recomiendo que te arriesgues a usar prendas que se salen un poco del estilo que has usado hasta ahora. Tus amigos y familiares están acostumbrados a verte con cierto tipo de prendas. Para renovar tu imagen te sugiero probar aquellas prendas que te llaman la atención pero no te a habías atrevido a llevar. Por eso, empieza por usar prendas con texturas que nunca has usado como el animal print. O elige colores más llamativos. Esto te dará un look más juvenil.

Deshazte de todo lo que lleve mucho tiempo contigo

Otro consejo que te doy es que deseches todas las prendas que llevan en tu armario mucho tiempo. Estas prendas están pasadas de moda, por lo que al usarlas tu ves más grande. Busca ropa más actual, que te guste y se te vea bien. En la moda hay prendas para todas, por lo que seguro encuentras algo que te acomode y esté in.

Vestidos o faldas hasta la rodilla

Al momento de renovar tu armario fíjate que las faldas o vestidos que estén en tu guardarropa lleguen a tus rodillas o más abajo. Sé que las minifaldas y vestidos cortos te hacen lucir sexy, pero este estilo es para chicas más jóvenes o para ciertas ocasiones. Cuando una mujer madura las usa puede llegar a verse vulgar y por eso te recomiendo que uses las faldas y vestidos a la rodilla.

Busca tu talla ideal

Si buscas verte más joven primero debes fijarte que la ropa que elijas sea de tu talla. Tal vez estás comprando prendas más pequeñas y lo más probable es que te cueste mucho trabajo ponértelas. Trata de buscar la talla que se ajuste a tu cuerpo, pero que no se vea apretada ni tampoco holgada. Cuando empiezas a usar la talla correcta tu aspecto cambia radicalmente.

 

Este video te puede gustar