Cómo evitar rozaduras al usar ropa deportiva

Hacer ejercicio es una de las actividades más deliciosas de la vida. Te da energías, moldea tu cuerpo y hace que tu día a día sea menos pesado. Sin embargo, no está exento de incomodidades. Por ejemplo: la ropa del gimnasio puede causarte irritaciones, granitos e incluso infecciones. Por eso, en este artículo te digo cómo evitar todos estos problemas.

Prefiere ropa de algodón

La mejor medida contra las rozaduras en la piel es utilizar ropa de algodón. Esta le permite a tu piel transpirar  de manera adecuada. Además, no causa irritaciones como las telas sintéticas. El único problema de la tela de algodón es que absorbe mucho la humedad, por lo que forzosamente necesitas llevar un cambio de ropa o, por lo menos, una toalla para secarte.

Siempre lleva un cambio de ropa

Sin importar si usas telas sintéticas o de algodón, siempre debes cambiar tu ropa después de entrenar. Recuerda que con el sudor se generan bacterias que realmente no quieres en tu cuerpo. Además, muchas personas dejan sudadas las máquinas del gimnasio. Por eso es recomendable que en tu mochila lleves un cambio y una toalla para secarte. Sé que es incómodo, pero es la mejor manera de evitar rozaduras.

Toma una ducha después de tu rutina

También es necesario que tomes una ducha después de tu entrenamiento. En este sentido no basta con que te cambies de ropa sin bañarte pues las bacterias se quedan en tu cuerpo. Además, el sudor le da una textura pegajosa a tu piel, la cual genera más fricción entre tu cuerpo y la tela. Es decir, tienes un foco rojo para sarpullidos e incluso infecciones.

Utiliza una pomada para hidratar tu piel

Si aún te preguntas cómo evitar rozaduras, la respuesta es: hidrata tu piel lo más que puedas. Después de bañarte es necesario que apliques una pomada especial para piel sensible. Solo esta le dará los nutrientes que necesita. De esa forma evitarás cualquier tipo de herida.

Este video te puede gustar