Cómo escoger el vestido perfecto para ir a una boda

Una de las principales problemáticas de todas nosotras es respecto al famoso “¿qué me pongo?”. Cuando nos invitan a una ceremonia o evento de etiqueta, lo primero que pensamos es cómo vamos a escoger el vestido. Queremos lucir bellísimas y ser atinadas en nuestra decisión.

Hora del evento

Lo primero que debes considerar al escoger el vestido es la hora en la que se llevará a cabo la fiesta. Sabiendo si será de mañana, tarde o noche, resultará más fácil que sepas qué prendas puedes o no llevar. En caso de que sea en la mañana, evita los atuendos largos. Opta por algún vestido que llegue a la altura de las rodillas, pero no arriba de ellas. En las bodas es mejor que lleves colores claros, pero jamás blanco. Si la ceremonia es de noche, puedes usar un diseño con pedrería discreta o tela brillosa.

Lugar

Otro aspecto que no debes olvidar es el lugar en el que será la ceremonia. Si es en un salón, puedes acudir con prendas lujosas y tus zapatillas favoritas. En caso de que sea una fiesta en el campo o en una hacienda, puedes ir con un jumpsuit o un vestido más fresco. Si llevas zapatos de tacón, asegúrate de tener protectores para evitar accidentes al caminar.

¿Qué clase de ceremonia es?

Si es un enlace religioso, hay ciertas normas que por respeto debes seguir. Nada de escotes pronunciados o mostrar demasiada piel. En caso de que sea una boda civil, tienes más opciones para elegir tus prendas, pero eso no significa que puedas vestir de manera vulgar.

¡Lo más importante!

Cualquiera que sea el look que elijas, debes tener en cuenta lo siguiente: tu estilo y figura son los principales elementos a considerar. Si tu cadera es ancha, opta por los vestidos de corte princesa o imperio.

Este video te puede gustar