Cómo elegir un vestido de coctel sin morir en el intento

Un vestido de coctel es ideal para usarlo tanto de día como de noche y se puede usar en diversos eventos sociales o reuniones familiares. Los vestidos de coctel generalmente van a la rodilla o unos pocos centímetros arriba, realzan la figura y te harán ver elegante y sofisticada. Si estás indecisa o no sabes cómo elegir el modelo y estilo adecuado para ti, no te rompas la cabeza, te decimos cómo elegir un vestido de coctel sin morir en el intento.

El negro nunca falla

Los vestidos de coctel negros son muy elegantes, femeninos y sofisticados. Se pueden llevar tanto de día como de noche y son fáciles de combinar. La mayoría de los vestidos negros de coctel lucen bien en cualquier tipo de cuerpo y estilizan la figura. Opta por diseño con la parte de abajo amplia para resaltar tu cintura y caderas. Procura que no sea demasiado escotado para no lucir vulgar. Los vestidos de coctel tampoco deben ser demasiado extravagantes ni demasiado entallados.

De día

Para elegir un vestido de coctel de día, puedes ver qué colores y estilos están en tendencia. Aunque un buen tip es llevarlos en colores claros o pastel. De preferencia, no uses vestidos en tonos neutros ni oscuros cuando asistas a un evento de día porque darás una imagen equivocada. Puedes probar también colores llamativos si lo usas durante el verano.

De noche

Los vestidos de coctel de noche son más fáciles de escoger porque casi siempre optamos por los tonos oscuros. Opta por modelos en colores vino, azul marino, negros y hasta rojos, y con telas de encaje o algunas transparencias. Si lo llevas en época invernal prefiere vestidos con telas de lana o algodón.

No olvides los complementos para tu vestido, procura que combinen con los zapatos y el bolso.

Este video te puede gustar