Cómo elegir un disfraz sexy sin pasarte de la raya

Puedes sorprender a tu pareja de muchas formas y una de ellas es usando un disfraz sexy. Es ideal para esas ocasiones especiales. Te aseguro que si utilizas uno de estos lo dejarás con la boca abierta. Antes de que te aventures a comprar uno, te doy estos consejos para que elijas el correcto. Uno que te haga ver seductora y lo deje sin aliento, pidiendo más…

Destaca tus atributos

Al momento de elegir un disfraz sexy es importante que antes pienses en tus atributos. Puedes buscar algún disfraz que destaque tu busto o pompis, lo que te gusta más de ti. También debes pensar en aquellas zonas que no te gusten mucho ya que con el traje perfecto puedes ocultar las que no te gustan y resaltar las que sí.

Deja un poco a la imaginación

El propósito de un disfraz sexy es mostrar un poco de piel. Al momento de comprar uno fíjate que no dejes todos tus atributos al descubierto, sino que los insinúes. Lo ideal es que dejes un poco a la imaginación. Así será divertido y excitante para tu pareja. Si dejas que el disfraz enseñe todo, ¿qué chiste tendría?

Piensa en la comodidad

A todas nos gusta usar ropa que nos haga sentir cómodas y que no nos causen problemas. La misma premisa aplica con un disfraz sexy. Por lo tanto, al comprar uno fíjate en que sea verdaderamente cómodo. Puede que no lo lleves puesto mucho tiempo, pero en ese lapso debes poder hacer cualquier movimiento y claro, que la tela no te lastime.

No te olvides de los accesorios

Cuando pienses en que disfraz vas a adquirir no olvides los accesorios, aunque la mayoría de estos disfraces ya los tienen incluidos. Sin embargo siempre es importante que le agregues uno que otro accesorio. Quizá unas simples botas, un sombrero, unas esposas, etc. Con los accesorios le puedes agregar más sensualidad a ese disfraz. Lo dejarás muy sorprendido.

Este video te puede gustar