Cómo combinar los chalecos sin parecer una niña

Los chalecos son prendas muy cómodas que han cobrado relevancia en el mundo de la moda. Existen muchos estilos y de diferentes materiales, por lo que seguro encontrarás uno que cubra todas tus necesidades. Además, son muy versátiles, ya que puedes usarlos en invierno y en primavera, así como en ocasiones formales e informales.

Chaleco peludito

Los chalecos de pelo sintético pueden darte ese twist que tu look necesita. Además, te permite jugar con las divertidas tonalidades que existen. Si deseas que el centro de atención sea tu chaleco peludo usa un look total black. Para el día a día, llévalo con jeans o leggings. Si te decides por la segunda opción, te recomiendo que te pongas una blusa  oversized.

Mezclilla

El  chaleco de mezclilla es una prenda que le otorgará a tu outfit dinamismo y juventud. Puedes combinarlo con vestido, falda o pantalón. Es ideal para un clima caluroso, pero si deseas utilizarlo en  invierno ponte un suéter abajo. Incluso, con short se ve muy bien, aunque no lo creas. Si no quieres enseñar mucha piel, puedes usar unos skinny jeans o pantalones pitillo.

 Capitonado o acolchado

Estos chalecos son perfectos para acudir a una reunión con tus amigos o salir de día de campo. El calzado ideal que combina con esta prenda casual son las botas altas sin tacón. Recuerda que la comodidad y el estilo sí pueden ir de la mano. Unos pantalones de mezclilla serán el complemento ideal. No olvides usar cinturón.

Chaleco largo

Los chalecos largos son prendas que poco a poco han aumentado su popularidad. ¿Cuál es la razón? Pueden sustituir a la perfección una chamarra o abrigo. Te protege perfectamente la espalda y tienes la libertad para mover los brazos. Si eres un chica te talla pequeña, te recomiendo que los uses con tacones para que tus piernas no se acorten. El chaleco largo va bien en ocaciones formales.

¿Cuál es tu favorito y cuál ya tienes?

Este video te puede gustar