Cómo combinar las chamarras de mezclilla a los 30

Las chamarras de mezclilla son una prenda básica que enamoró a las mujeres en la década de los noventa. Ahora volvieron para quedarse. Por ser una prenda muy versátil puedes usarla para crear looks casuales, formales y hasta para la oficina, siempre que las combines con las prendas correctas. Si eres amante de las chamarras de mezclilla te decimos cómo combinarlas si ya tienes treinta.

Vestidos y faldas formales

Aunque no lo creas, las chamarras de mezclilla son ideales para transformar un look completamente formal en uno casual o informal. Por ejemplo, si quieres verte elegante y arreglada pero sin tanto glamour puedes ponerte una falda o vestido negro y formal con una chamarra de mezclilla azul. Es la forma más fácil de combinarla y te verás espectacular. Puedes usar tenis blancos o unos zapatos wedges.

Leggings y jeans negros

Un look desenfadado, cómodo y muy fashion consiste en unos jeans negros y una chamarra de mezclilla. Es un look que nunca pasará de moda y te queda perfecto a los treinta. Combínala con una blusa blanca y suelta para tener un estilo casual o una camiseta entallada y blanca para uno totalmente informal. Usa aretes grandes y te verás más que sensacional.

Con pantalones blancos

Otras prendas que puedes utilizar para combinar tu chamarra de mezclilla son los pantalones blancos. Además de que crean un contraste perfecto, los pantalones blancos y las chamarras de mezclilla te hacen lucir sexy y atrevida. Para complementar tu atuendo puedes utilizar una blusa de colores pastel o ir toda de blanco. Los accesorios que mejor lucen con este outfit son pulseras y aretes dorados o cafés. También puedes experimentar con aretes o collares turquesa siempre que el color de tu blusa combine.

Este video te puede gustar