Abrigos: cómo y cuándo utilizarlos

Ya viene la época de frío y con ella una de nuestras prendas favoritas: los abrigos. Aunque si te pasa como a mí, muchas veces no sé cómo combinarlos. Me encanta cómo se ven, pero a la hora de ponerme uno siento que me veo mucho más grande o que no se ven bien y termino poniéndome la misma chamarra de siempre. Para que esto no te ocurra, aquí te doy varias ideas cómo y cuándo utilizar los abrigos.

Abrigos en tonos intensos

Una de las mayores creencias entorno a los abrigos es que deben ser en tonos oscuros, grises o negros, y nada más. Pero no es así, hay de muchos tonos y si sabes combinarlos ¡harán que tu look dé un giro inesperado! Así que no dudes en un look all black y encima un abrigo en rojo. O bien, para una noche casual con tus amigas, jeans, t-shirt blanca, tacones y un abrigo en tono vibrante, como rojo o azul rey. Hot!

Para darle un toque formal a un outfit casual

No hay nada más casual que un par de jeans con playera y botas. Ahora piensa en ese look con un abrigo, ¡le da el toque chic que todas queremos! Es la forma perfecta de darle la vuelta a un look que parecía aburrido, así que no te preocupes si tienes que lucir formal pero sin pasarte de la raya, este atuendo es el adecuado. Desenfadado, pero chic a la vez. Agrega unos botines que combinen o unos de animal print si eres más atrevida.

Abrigo con tenis

Si eres de las chicas que no suelta los tenis para nada ¡buenas noticias! Al contrario de lo que creerían nuestras abuelitas, los abrigos no están peleados con los tenis; al contrario, ¡se ven de lujo juntos! Así que si el outfit que quieres incluye tenis, puedes ponerle un abrigo encima. Estarás lista para el frío y lucirás increíble. Cuando de abrigos se trata, es super válido jugar con los cortes, colores y texturas. ¡Atrévete!

Este video te puede gustar