7 señales de que ESA prenda tiene que irse a la basura, ¡lo siento mucho!

A nosotras nos encanta la moda, pero así como sabemos que hay que adquirir piezas, también hay que dejar ir. Cuando alguna prenda tiene que irse a la basura no hay marcha atrás. De nada sirve que sigas guardando alguna prenda que ya dio sus últimos suspiros. Las señales con las que sabrás si tienes que despedirte o no, son las siguientes.

Se ha decolorado

Hay prendas que venden ya decoloradas, pues así es el diseño, pero ¿qué pasa con las que se han vuelto pardas? Esto se nota principalmente en las prendas de colores oscuros. Nos guste o no, el detergente y la exposición al sol las va decolorando. Aunque las tiñas algunas veces, llega un momento en el que ya no dan más. Esas prendas tienen que irse a la basura pero ya.

Ya no te queda

Todas hemos guardado alguna prenda que era la “favorita” de una época del pasado. Tenemos la idea o la esperanza de que bajando esos kilitos de más podremos volver usarla, pero no es así. Seamos honestas con nosotras mismas y si esa prenda ya no nos queda, lo mejor será decirle adiós. Además, si bajas de peso, lo menos que te mereces por tu esfuerzo es estrenar ropa.

Lleva más de un mes sin que la arregles

A veces hay prendas que se descosen, pierden botones o necesitan cambio de cierre. Si pasa más de un mes y no la has arreglado, tiene que irse a la basura sin duda alguna. No te engañes más, pues si no te has dado un tiempo para arreglarla en un mes, menos lo harás más adelante.

Está rota

Las prendas rotas pocas veces tienen solución. En caso de que sea algo que no se ve nada bien o no tiene remedio, tírala lo más pronto posible.

Ha pasado de moda

Así como las prendas que guardamos con la ilusión de volverlas a usar, llegamos a guardar algún gusto culposo de alguna temporada. Si ya no se usa, mejor tírala, no ocupes espacio con algo que ya no usarás.

Los broches o cierres ya no tienen solución

Además de las roturas, cuando una prenda ya no tiene solución en sus broches o cierres, lo mejor será que la tires.

El color no te queda

Seguro compraste una prenda que estaba de oferta o de momento te gustó. Lo malo es que no pensaste que ese color no te iba bien. La has usado pero no te convence, así que mejor tírala, o en todo caso dónala a alguien a quien le sirva.

Este video te puede gustar