7 reglas para no cruzar la delgada línea entre casual y fachosa

Fachosa es un adjetivo que a ninguna mujer le gusta recibir. No obstante, existe una muy delgada línea entre vestir casual y lucir fachosa. Aprende a no caer en el lado fachoso del vestir respetando estas 7  sencillas reglas.

1.- Cómoda, pero no en harapos

Andar por casa con la ropa más cómoda es riquísimo. No obstante, no falta que en el momento menos pensado, alguien llega de improviso. Usar esos pants viejos con hoyos que nadie te ve está perfecto, solo no lo hagas durante el día o cuando tengas que salir a algún lugar. Recuerda que la ropa es tu imagen es importante que vayas a donde vayas luzcas presentable.

2.- Tira las playeras percudidas, despintadas o con hoyos

A veces se nos hace super fácil salir de casa en viernes casual de oficina con unos pants que ya ni siquiera tienen color. Aguas, podrá ser la prenda más cómoda para ti, pero, por favor, no olvides que las personas a tu alrededor tienen ojos. Para evitar la tentación, tira o deja en casa las playeras sin color o percudidas. Por cierto, los hoyos tampoco son nada sexys, por favor evítalos.

3.- El sporty chic no es para nada lo mismo que ir en pants a la oficina

En serio: ir a la oficina en unos pants sin gracia combinados con cualquier saco o prenda que encontraste en el armario no es vestir sporty chic. Si quieres ir con pants a la oficina intenta alguna de estas combinaciones. El sporty chic no es ir preparada para correr en la ofi, se trata de elegir ropa deportiva que puede pasar como ropa de calle a la moda. Es muy diferente a salir con esos baggy que salen contigo a correr todas las mañanas.

4.- Maquillaje, por favor

Si no vas a salir a ningún lugar no uses makeup. No obstante, si tienes el plan de ir a hacer encargos, por lo menos utiliza un poco de rímel. La cara lavada no tiene nada de malo. Es la mala combinación entre ropa vieja, holgada y no makeup lo que genera el desastre.

5.- No abuses de los holgados ni tampoco de los cortos

Cómoda pero usando ropa que te quede bien. Puedes usar las viejas playeras de tu novio para dormir, evita a toda costa abusar de la ropa demasiado holgada. La ropa enorme no le queda bien a nadie. También evita esas blusitas que ya no te quedan.

6.- Usar puros básicos no tiene que ser necesariamente un desastre

De hecho, hay formas muy lindas para combinar todos tus básicos. La clave está en incluir un poco de color o usar prendas que formen texturas entre sí. La combinación de puros neutros es un outfit que te hará lucir casual sin llegar a ser fachosa.

7.- Ten cuidado con tu ropa “favorita”

Todas tenemos esos pantalones, la falda o el vestido que ha estado con nosotras desde hace años. Por mucho que te guste y sea una prenda casual, va a llegar un momento en que esa prenda tendrá que pasar al cajón del recuerdo o bien, a la basura.

Este video te puede gustar