7 looks que jamás debes usar en una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo suelen ser un dolor de cabeza cuando no sabemos el código de vestimenta que debemos usar. Por otra parte, puedes deducir qué usar de acuerdo a la profesión que ejerces y al puesto que vas a solicitar. No es lo mismo el atuendo de una abogada, que requiere que vistas traje sastre, que el de diseñadora, quien debe proyectar que es mujer creativa y propositiva. Siempre toma en cuenta el puesto que vas a solicitar para decidir qué ponerte. Por otra parte, no olvides que la primera impresión cuenta mucho y lo primero que verán los entrevistadores es cómo vas vestida.

Ahora bien, recuerda que hay looks que están super prohibidos para cualquier tipo de entrevista de trabajo. Mejor evítalos si no quieres que te nieguen el puesto. ¡Conócelos!

1.- Minifalda

Deja la mini fuera de la entrevista de trabajo. Recuerda, la primera impresión cuenta mucho y esta prenda es demasiado sexy para asistir a un lugar a pedir trabajo. Podrías verte demasiado informal y provocativa. Es mejor que las uses únicamente en tu tiempo libre.

2.- Crop tops

Cualquier prenda que tenga un escote demasiado abierto o sea tan corta que deje al descubierto la piel del abdomen está fuera de discusión. Recuerda que los entrevistadores de recursos humanos buscan una buena imagen que genere confianza y profesionalismo. Los crop tops y demás prendas cortitas son adecuadas para eventos fuera de la oficina. Jamás las lleves a una entrevista de trabajo.

3.- Slip dress

Los slip dress se pusieron super de moda esta temporada; sin embargo, no es una prenda muy apropiada para acudir a una entrevista de trabajo. Son vestidos demasiado delgados e informales que van más para un look de calle o salir en tu tiempo libre, que para una oficina. Definitivamente no es un atuendo para ir a pedir trabajo.

4.- Strapless

Son hermosos y los disfrutamos en época de calor; no obstante, están demasiado escotados para ir a una entrevista. No das la imagen de una chica seria y profesional llevando este tipo de aberturas o escotes que pueden dar pie a malos entendidos. Mantén una imagen pulcra y un poco más recatada en esta ocasión. Recuerda que no sabes qué código de vestimenta rija dentro de la empresa.

5.- Botas a la rodilla

Las botas arriba de la rodilla son un tanto sexys como para llevarlas durante una entrevista de trabajo sin despertar suspicacias. Las prendas de este estilo seductor quedan para salir en una cita o para ir a divertirte. No es un look con el que causes una buena impresión en una entrevista, pues das a entender que no te tomas el trabajo como algo serio. En pocas palabras, son prendas demasiado informales.

6.- Sandalias

Los zapatos es en lo primero que se fijan las personas a quienes no conoces. ¿Lo sabías? Por eso las sandalias están fuera de discusión. Déjalas para la playa o el fin de semana; unos tacones bonitos pueden ser mucho más halagadores.

7.- Short

Por muy “sastreados” que parezcan, los shorts no son una buena opción. Presume tus piernas en otro momento. En una entrevista de trabajo lo que debe hablar por ti son tus aptitudes, más que tus piernas. Las prendas cortitas no aplican de ninguna forma en una entrevista de trabajo.

El primer contacto durante una entrevista no es el saludo, si no el reconocimiento del entrevistador al entrevistado. Es decir, evaluará cómo estás vestida, tu forma de hablar e incluso tus ademanes, gestos y movimientos.

Este video te puede gustar