6 cosas a considerar al comprar la ropa de tus hijos

Una de las principales preocupaciones que tienes cuando te conviertes en mamá es respecto a la ropa de tus hijos. En la industria hay miles de productos novedosos. Hay que aceptar que muchas de las prendas nos hacen ojitos y queremos comprarlas. Sin embargo, debemos ser conscientes de que con niños, cada una de las compras que hagamos tienen que ser inteligentes.

La ropa de tus hijos

Muchas mujeres acostumbran hacen un festejo previo al nacimiento del bebé. En este, los invitados llevan regalos para el nuevo miembro de la familia. La ropa nunca falta en esos eventos, pero siendo realistas, las prendas no le durarán toda la vida. Ojo, si tú tendrás esta fiesta, evita comprar demasiada ropa.

1. Espera a saber su sexo

Si apenas estás embarazada y aún no sabes el sexo de tu bebé, espera un poco más. No querrás comprar ropa de niño y a la mera hora enterarte de que es niña.

2. Considera la temporada

Puedes aprovechar las compras de fin de temporada, en donde la ropa está a precios accesibles. Considera la época para la cual estarás comprando, así elegirás la talla correcta. De lo contrario, podría suceder que para ese entonces la prenda ya no le quede a tu hijo.

3. No compres en exceso

A veces tendemos a comprar en exceso “por si acaso”. Con los niños es uno de los peores errores que podemos cometer. Evita comprar demasiada ropa porque no usará todo y mucha ropa se quedará nueva. Ese será dinero desperdiciado que tal vez pudiste ocupar para otras cosas en ese momento.

4. Siempre opta por una talla más

Los niños crecen demasiado rápido, así que es mejor que le compres una talla extra. Así podrá aprovechar sus prendas un poco más. Con las chamarras, suéteres y chalecos siempre es recomendable que así sea para que estén cómodos con toda la ropa que llevan debajo. Lo mismo sucede con los zapatos, dos pares son suficientes para que puedan alternar entre uno y otro. No querrás que deje zapatos con un solo uso o nuevos.

5. Prendas ligeras

A los niños les gusta la comodidad, así que descarta las prendas muy holgadas. Con un suéter abrigador es suficiente, las chamarras de tela ligera también funcionan a la perfección.

6. Haz limpieza de su armario cada medio año

Para evitar tener ropa acumulada, cada medio año saca todo y ve qué usa y qué no. Quizá sean prendas hermosas, pero si ya no le quedan a tu pequeño, lo mejor es sacarlas para darle espacio a lo nuevo.

Con el tiempo te convertirás en una experta al comprar la ropa de tus hijos.

Este video te puede gustar