3 formas arriesgadas de combinar tu guardarropa

Típico, abrimos nuestro guardarropa y no tenemos nada qué ponernos. No hay nada mejor para refrescar tu apariencia que hacer combinaciones nuevas e inesperadas. Lee los siguientes consejos para combinar tu guardarropa y siéntete renovada.

Monocromo

monocromatico

Esta es una manera arriesgada de combinar tu ropa, porque si no lo haces bien, puede quedar un atuendo aburrido. Por el contrario, si aciertas, consigues un look con mucha clase. El secreto está en combinar prendas interesantes del mismo tono pero de distintos materiales. De igual modo, deber poner atención a los volúmenes que se generan al ponerlas juntas. Logra un look monocromático con el sutil contraste que pueden tener las texturas de una blusa de seda con un cárdigan de punto. Elegancia y estilo en su máxima expresión. Te recomiendo que si vas a armar tu atuendo de esta forma pongas atención en las capas para lograr ese look superchic.

Mono-textura

monotextura

Sin lugar a duda, no hay una forma más arriesgada de combinar tus atuendos. Puede parecer la forma más fácil de hacerlo, pero tiene su chiste. Es importante seleccionar la textura (algodón, seda) y el print (flores, rayas) correctos. Puedes ser desde denim, hasta estampados florales. Si quieres combinar un estampado, te recomiendo que sea uno pequeño para lograr ese look completamente chic. Aquí los accesorios juegan un papel importante, opta por colores o materiales que contrasten con la textura o estampado que elijas. De preferencia, no agregues más estampados o puedes romper con la armonía del conjunto. Si tienes prendas con estampados parecidos pero no iguales, toma el riesgo y úsalas juntas.

Contrastes

estampados

Por otra parte, contrastar colores y estampados es la forma más divertida de combinar tus prendas. Junta prendas que nunca te imaginaste que podrían verse bien en un solo outfit, pueden sorprenderte los resultados. El secreto para combinar así tus prendas es que los colores concuerden.

Finalmente, ten presente no combinar colores cálidos con fríos y cuando juntes dos estampados distintos cuida que se complementen, por ejemplo: un estampado floral con uno geométrico o un estampado muy saturado con otro menos saturado.

Dale vuelo a tu imaginación y estilo con estos consejos y aprovecha cada una de tus prendas al máximo.

¿Cómo combinas tus prendas?

Este video te puede gustar