Rizar tus pestañas, ¿con cuchara o rizador?

Esta es la pregunta del millón para muchas mujeres. El decidir cuál método para rizar nuestras pestañas ha sido un tema de debate entre nosotras. Y es que ya sea que decidas rizar tus pestañas con cuchara o con un rizador, ambos tiene sus ventajas y desventajas. Aquí te dejamos algunos de estos datos que puedan ayudarte a decidir con qué rizar tus pestañas.

Rizar tus pestañas con cuchara

Rizar tus pestañas con cucharas tiene muchas ventajas. Tanto para que luzcas increíble como para no dañar tus pestañas. Algunas de las ventajas de la cuchara son:

  • Te da una apariencia de pestañas rizadas naturales. La cuchara te dará un aspecto natural, algo que con el rizador no logras siempre.
  • Tú puedes medir la fuerza aplicada para no pellizcarte. Muchas veces el rozador te lastima el párpado.
  • Puedes llegar a las esquinas del párpado para rizar bien las pestañas. Con un rizador esto es complicado y tienes que recurrir a un rizador especial para esas pestañas.
  • Es algo que tienes en casa. No tienes que batallar por comparar uno si tienes un apuro.
  • Mientras te adaptes a la cuchara no hay problema con el largo de tus pestañas.
  • Hasta las pestañas más rebeldes o gruesas ceden. Así que no te preocupes por el tipo de tus pestañas, estás se verán increíbles.
  • Puedes percibir con tu dedo qué tan a la raíz estás.

Aunque la cuchara también presenta algunas desventajas:

  • No todas pueden hacerlo. Algunas veces carecemos de la coordinación para enchinar nuestras pestañas con este método.
  • A veces te acostumbras tanto a una cuchara que no puedes ocupar otra. Pareciera que comienzas desde cero, se vuelve muy complicado adaptarte a una nueva cuchara.

Sobre los rizadores

Los rizadores hay de muchas formas y diseños especiales para cada tipo de ceja. Inclusive hay algunos que funcionan con calor para darle a tus pestañas un mejor acabado y un mejor cuidado.

Ventajas de los rizadores:

  • Es más rápido
  • Es más práctico
  • No traes una cuchara en tu cosmetiquera

Las desventajas:

  • Los constantes apretones lastiman tus pestañas de tres zonas: raíz, mitad y puntas.
  • El rizador evita que sientas fielmente la presión que estás ejerciendo sobre tus pestañas.
  • Vas a pellizcarte si los haces de rápido o no ves bien en donde pones el artefacto.
  • Te podrías hacer super dependiente de un rizador.
  • Si te pasas de fuerza se te puede marcar la esquina del rizador haciendo parecer tus pestañas cuadradas.
  • Te cuesta más trabajo llegar hasta las esquinas.

¿Tú que opinas?

Este video te puede gustar