Zonas erógenas en los hombres que nunca tomas en cuenta

Las zonas erógenas son las partes del cuerpo que aumentan la excitación. Aunque hay zonas erógenas que son comunes en ambos sexos, cada persona tendrá las propias. Y lo que quizá  le gusta a una a la otra no le agrade tanto. Por eso es importante experimentar y autoexplorarse. En los hombres, las zonas erógenas más comunes están en los órganos sexuales o en los glúteos, pero hay otras que nunca tomas en cuenta. Te decimos cuáles son para que lo vuelvas loco.

Pezones

Aunque no lo creas, los pezones son una de las zonas más erógenas de los hombres, igual que en las mujeres. Es una área muy sensible que responde a los estímulos fácilmente por lo que puedes besarlos, lamerlos o acariciarlos con suavidad, antes o durante el sexo.

Orejas y cuello

Otra de las zonas erógenas de los hombres son las orejas, sobre todo los lóbulos, y el cuello. No se trata de llenarlas de saliva y chuparlas sin sentido, porque en lugar de excitarlo querrá escapar de ti. Puedes darles pequeñas mordiditas o lamerlas con suavidad, igual que  su cuello. Después de esto lo tendrás a tus pies.

Espalda

Sin duda, la espalda es una de las zonas erógenas de los hombres que más disfrutamos tocar. Aunque generalmente nos olvidamos de ella y solo la tocamos durante el acto sexual. Para excitarlo puedes darle un suave masaje con aceites o darle besos suaves que luego vayan subiendo de intensidad.

Entrepierna

Si no lo sabías, la entrepierna es otra de las zonas erógenas de los hombres y que casi siempre olvidamos estimular. Si te gusta hacerle sexo oral, puedes también besar su entrepierna con suavidad y acariciarla con las yemas de tus dedos mientras lo besas. Te aseguro que después de eso, querrá más.

Este video te puede gustar