Vivir con tus padres después de los 25: ¿sí o no?

Después de los 25 años somos más independientes y podemos dejar la casa donde hemos vivido toda la vida. No obstante, algunas de nosotras seguimos en la casa de nuestros padres. Quienes nos rodean opinan que está mal, porque, según ellos, ha llegado el momento de abandonar el nido. Sin embargo no hay una regla escrita que prescriba que después de los 25 debes vivir por tu cuenta. A mis ventitantos yo sigo viviendo con mis padres y como en todo tiene sus ventajas y desventajas. ¿Tú qué opinas sobre vivir con tus padres después de los 25? Sigue leyendo para que te cuente lo que he pasado al vivir con mis padres.

Cuidarán de ti aunque ya estés grande

Al vivir con tus padres te sientes más segura. Desde pequeñas, ellos fueron los encargados de cuidar de nosotras y de ver por nuestro bien. Yo sigo viviendo con mis y nunca me he separado de ellos, es como si estuviéramos pegados. Me gusta estar rodeada de mi familia y que mis papás me cuiden y consientan a pesar de que ya soy adulta. Ninguna otra persona te va a cuidar y proteger como lo hacen tus padres. A ellos no les importa que ya casi seas una treintañera. Ellos seguirán viendo por ti y por tu seguridad vivas o no con ellos.

No es tan fácil irse a vivir sola

¿Quién no dijo alguna vez que al cumplir 18 se saldría de la casa de sus padres? Todas lo dijimos y no es nada fácil. Cuando somos adolescentes todo parece fácil y no pensamos en la responsabilidad que implica tomar esa decisión. Ahora que soy más grande, me doy cuenta de que vivir sola no es fácil. Debes pagar renta, luz, agua, gas, teléfono, internet y comida. He pensado en irme de casa de mis padres, pero primero debo organizarme y ahorrar un poco de dinero. No solo es salirte de la casa y ya, si tú quieres independizarte primero piensa los servicios que necesitas organiza tus gastos.

Puedes ahorrar dinero

Vivir con tus padres tiene la ventaja de que puedes ahorrar dinero. Mientras vives con ellos no tienes que preocuparte por pagar una renta o los servicios de una casa. Por ejemplo, una parte de mi quincena se la doy a ellos porque mientras viva en la casa con ellos es importante para mí ayudarlos un poco. Está claro que gran parte de mi sueldo es para mí y puedo ocuparlo en lo que yo quiera, ya sea en comprar ropa, maquillaje, boletos de conciertos. Al no tener gastos fuertes puedo ahorrar dinero y gastarlo para viajar en algún momento o para irme a vivir sola.

No tienes privacidad

Una de las desventajas que tiene vivir con tus padres es que no tienes mucha privacidad. Hay veces en la que te gustaría invitar a tus amigos o a tu novio a la casa y aunque vayan a visitarte no es lo mismo. No pueden quedarse muy tarde o tienen que respetar ciertas reglas que imponen tus padres. Y lo peor es cuando quieres pasar un poco de tiempo a solas con tu pareja, puede ser algo complicado.

Puedes pasar tiempo de calidad con tus padres

Sin duda, lo mejor de vivir con tus padres es aprovechar el tiempo con ellos. Conforme maduramos nos damos cuenta de que los padres siempre tendrán un consejo para nosotras. De más chicas solíamos juzgarlos y reprocharles todo lo que nos prohibían. Ahora que soy adulta agradezco el poder tenerlos cerca y poder convivir con ellos todos los días. A veces la vida te lleva por distintos caminos y puede que te lleve lejos de ellos, mientras puedas aprovecha a tus padres y crea recuerdos memorables.

Este video te puede gustar