Quantcast

Vivir con miedo me está dañando lenta y silenciosamente

Por  |  0 Comments

No es novedad que el sentido de humanidad se está perdiendo en nuestra ciudad, en nuestro país y en el mundo. Vivir con miedo a causa de la inseguridad se ha vuelto una realidad para casi todos. La diferencia está en que algunos saben lidiar con eso y otros permitimos que ese sentimiento nos vaya matando poco a poco.

Mucha inseguridad en las calles

Por desgracia, cada día es más común escuchar sobre actos violentos y asaltos. Recuerdo que antes, cuando se hablaba de un crimen, solo se trataba de cosas materiales, pero ha dejado de ser así. Las personas cada vez pierden más el sentido de solidaridad o amor hacia los otros. Aunque aún somos más los buenos, los malos han logrado amedrentarnos. Se han encargado de quitarnos no solo nuestras pertenencias, también nuestra tranquilidad, pues estamos conscientes de que ahora les resulta muy fácil terminar con la vida de un ser humano.

¿Dónde quedaron los valores?

Con este escenario me pregunto qué es lo que ha pasado para que lleguemos a este grado de maldad. Ahora es común ver a niños y adolescentes que desde pequeños se emocionan por tener un arma entre sus manos. Incluso algunos lo dicen: “Sueño con ser como fulanito”, refiriéndose a algún delincuente. De verdad eso sorprende, pues ellos han dejado el miedo de lado, ¿pero a cambio de qué?

No es bueno vivir con miedo

A partir de la mala experiencia que tuve, me quedó claro que esos maleantes no se llevaron solo mis cosas, sino también mi seguridad y tranquilidad. Los primeros días después de ese incidente viví con ataques de pánico. Se me dificultaba respirar y me ponía a llorar cuando sentía miedo. Fue muy difícil volver a hacer las cosas como las había hecho durante toda mi vida.

Ayuda, por favor

Para poder salir de ese bache, estuve hablando con una psicóloga. Lo que necesitaba primero era calmar mi angustia. Posteriormente, reforzar mi persona y dejar de lado al miedo. Debo ser sincera y decir que el día de hoy aún me cuesta trabajo. Lo que más coraje me da es eso, que esas personas malas se llevan tus cosas pero también una parte de ti.

Tratando de salir a la luz

Me queda más que claro que vivir con miedo no me está dejando nada bueno. Mi salud y mi vida están debilitándose y no puedo continuar así. Sé que es complicado, pero no me daré por vencida y lucharé hasta recuperar eso tan valioso que me quitaron: la tranquilidad.


Este video te puede gustar