Cómo vive un hombre el divorcio

Aunque existen matrimonios bonitos, no existe un divorcio bonito.
Cada quien tiene su concepto y experiencia al respecto, la diferencia es muy clara especialmente entre un hombre y una mujer.
No sólo las mujeres tenemos nuestro lado emocional, también ellos lo sufren.

Las peleas

giphy_couplefighting

Más de la mitad de los divorcios no son por mutuo acuerdo y es ahí cuando la cosa se pone fea. Finalmente un divorcio es una batalla legal y en el estira y afloje sacamos a relucir el cobre. Y es que no sólo tenemos que pelear por lo que queremos, sino armar una nueva vida y pagarla.

Todo lo que termina, representa una pérdida. Así que pasamos por diferentes etapas: negación, depresión, enojo, negociación y aceptación. Cada quien lo vive diferente pero por lo general sale a la luz en las negociaciones. Es especialmente evidente la ira, cuando tratan de castigarte con dinero o tus hijos.

Además, ¿cuántos hombres no hay que llevan años sin valerse por sí mismos? Es nefasto tener que trabajar ocho o más horas y regresar a una casa desordenada o menos limpia que cuando alguien te ayuda. Tienen que reiniciar su vida a la fuerza y eso no mejora tu estado de ánimo ni la sensación de soledad. Por eso no es extraño que muchos busquen pareja rapidito y de buen modo.

Lo económico

a man struggling to remove wedding ring from his finger

a man struggling to remove wedding ring from his finger

Si crees que el florista de tu boda salía caro, no sabes lo que cuesta un divorcio. Como hombre, tiene que pagar su abogado, su nuevo departamento, seguir ayudando a la casa, la manutención (si no obtiene la custodia de los hijos) y tu abogado en caso de que no trabajes. Aparte, por supuesto, de los imprevistos que surjan en el proceso. Todo dependerá del sistema legal de tu país, pero normalmente el proceso no es nada fácil y puede tardar hasta años.

Esto no necesariamente  significa que tu ex se ponga diva y te reclame que le sales cara. Solo tienes que entender que a los hombres se les cría con mayor presión paraser proveedores, tienen ese instinto paternal. Cuando agregamos presión a un punto tan sensible, es normal que exploten. El costo después del divorcio es alto.

 El after

Two Parents Fighting Over Child In Divorce Concept

Two Parents Fighting Over Child In Divorce Concept

¡Ya pasó lo tragedia y el caos! Pues no, en realidad viene una nueva etapa de tortura. Si tienen hijos, es mejor que acepten que nunca van a salir por completo de la vida del otro. Ahora viene la etapa de pagar una pensión, decidir cómo será la educación de sus hijos, respetar la logística de las visitas, planear vacaciones y, principalmente, decidir cómo le explicarán el divorcio a sus hijos.
No importa qué haya pasado. Recuerden que lo más importante es que ambos cuiden a sus hijos, que no los usen como moneda de cambio y que no traten de ponerlo contra su ex-cónyuge.



Este video te puede gustar