¿Víctima de chantaje emocional? Así puedes descubrir si lo eres

Te guste o no, en algún momento has sido víctima de chantaje emocional. Las personas que se comportan de esta manera, siempre están buscando gente en quien puedan dejar caer su culpa o miedo, para que el sentimiento pase a ser de los otros. A los chantajistas, les encanta controlar a los demás a base de exigencias o amenazas.

Señales de que tienes cerca a un chantajista emocional

Esas personas suelen hacer demandas sutiles. Por ejemplo, poco a poco pueden alejarte de ciertas personas porque aseguran que no son buenas para ti. Lo mismo pasa cuando les muestras un vestido que te gusta y esa persona te dice que te va mejor otra prenda. Ojo, a diferencia de un buen amigo, esta persona lo hace porque no quiere que sobresalgas. No le gusta verte triunfar, le gusta que estés por debajo de su poder. El problema es que al principio, cuando una persona así se cruza en tu camino, no notas la maldad. Todo está disfrazado como interés y preocupación de su parte por tu bienestar. La diferencia está en que el chantajista emocional, presionará las veces que sea necesario hasta lograr su objetivo.

Hay casos en los que se llega a las amenazas directas o indirectas. Eso sucede con las parejas. Una amenaza directa puede ser “si te vas a esa fiesta en lugar de quedarte conmigo, aquí se termina todo”, o la amenaza indirecta “habrá otras fiestas a las que puedas ir, hoy aprovecha que estoy aquí contigo, la pasaremos mejor”.

Ser víctima de chantaje emocional

El problema de ser víctima, es que con el paso del tiempo, tendrás un impacto negativo en tu salud mental. Comienzas a tener miedo de no complacer al otro. Dejas de tomar tus propias decisiones porque temes que no sean las correctas. A la larga, tu autoestima estará tan frágil, que dejarás de saber qué pasa contigo. La ansiedad te puede invadir por completo.

¿Eres víctima?

El chantajista te ha analizado durante mucho tiempo y sabe por dónde llegarte. Reconoce tus puntos débiles y aprovecha eso para lograr lo que quiere. Aunque es una persona de baja autoestima, buscará controlarte para sentirse seguro y con poder. Puedes saber si eres víctima, si estás con alguien que te ha alejado de varias personas. Incluso has cambiado tu forma de ser o vestir porque esa persona te lo ha dicho. Notas que esa persona sólo está de buenas cuando ha logrado todo lo que se propone a su bienestar.

Este video te puede gustar